policias

Ocho suboficiales de esa institución serán procesados por filtrar información confidencial y desempeñarse como asesinos a sueldo al servicio de un recluso del penal Piedras Gordas 1 de Ancón, cabecilla de una banda de extorsionadores que operaba activamente en Lambayeque y otras regiones del norte del país.

Los 8 ‘topos’ fueron arrestados por detectives de la División Antisecuestros de la Dirincri en Lima y en la ciudad de Chiclayo.

También fueron detenidos un abogado, un dirigente comunal y un ex convicto, miembros del mismo grupo.

En tanto, por medidas de seguridad, se decidió aislar al jefe de la siniestra organización criminal, Juan Carlos Vásquez Clavijo (a) ‘Pepe Clavijo’, en un ambiente especial de la cárcel de Ancón.

El peligroso delincuente cumple una condena de 25 años por delito de homicidio calificado. No obstante, desde su cómoda celda dirigía los tentáculos de la banda ‘El nuevo clan del norte”.

Este grupo, según la Dirincri, sustituyó en el 2012 a ‘La gran familia’, que desde principios del 2000 lideró en el norte del país el maleante Ángel León Arévalo, conocido como ‘Viejo Paco’.

Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron la participación de los 8 policías en la desbaratada red criminal.

Se trata de los suboficiales Carlos Enrique Samamé Mendoza, Eugenio Fernando Zeña García, Jesús Martín Litano Zapata, Manuel Antonio García Bocanegra, Marco Chavesta Miñope, José Inocente Cabrera Chávez, Arcenio Gonzales Santa Cruz y Ángel Andrés Villanueva Pizarro.

Todos prestaban servicios en la Oficina de Inteligencia Operativa adscrita a la Diterpol Lambayeque.

Samamé, Zeña y Villanueva  cayeron en Lima. Se supo que los 3 se ofrecieron como colaboradores eficaces. Sus compañeros fueron detenidos en Chiclayo. El 3er. Juzgado Penal Nacional ordenó las capturas, luego de un proceso investigatorio que se inició el 24 de junio pasado, bajo la supervisión de la Fiscalía Especializada Contra la Criminalidad Organizada.

 

Las fuentes consultadas por La República informaron que el levantamiento del secreto de las comunicaciones, así como del secreto bancario, fueron determinantes para establecer los vínculos que mantenían los corruptos policías con el líder de la banda, preso en Lima.

LOS CRÍMENES

Los ocho agentes serían autores de los asesinatos del ex PNP César Sánchez Cardoso y Luis Antonio Acosta Serna (a)  ‘Pelé’, cometido el 21 de marzo del 2013. También se les atribuye, entre otros homicidios, el perpetrado contra el ex PNP Segundo Noé Vera Gonzales,  el 3 de febrero del mismo año.

Además, son acusados de usurpación agravada por haber tomado por asalto una cantera en la Comunidad Campesina de Santa Lucía, provincia de Ferreñafe, Lambayeque, para cobrar peaje a los extractores de arena, actividad que les dejaba ganancias diarias de más de 10 mil soles. Asimismo, están involucrados en extorsiones contra transportistas, empresas constructoras y comerciantes mayoristas.

Aparte de los corruptos agentes, fueron intervenidos en Chiclayo el abogado Jairo Guevara Manayay, el ex convicto Javier Gil Contreras y el dirigente comunal Luis Murga Delgado.

PRÓFUGOS

Integrantes. También formaban parte de la banda Luz María Jiménez Mera –veterinaria y esposa del cabecilla preso–, Luis Antonio Chavesta Gallardo, Roberto Carlos Rojas Castro, Miguel Ángel Tiravanti Acosta y Luis Franklin Medina Cubas.

Fuente: La República.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión