laptops

El reto de la educación actual en el Perú es lograr que los estudiantes saquen el mayor beneficio del uso de la tecnología y no necesariamente contar con las aulas llenas de computadoras, sostuvo hoy el director general de Tecnologías Educativas del Ministerio de Educación, Sandro Marcone.

El especialista manifestó que en el Perú tenemos un promedio de 6,2 alumnos por computadora a nivel nacional, pero que específicamente en nivel primaria hay cinco estudiantes por computadora y en secundaria 8,9 alumnos.

Estos indicadores, dijo, nos colocan en una situación mejor que países como Alemania, Chie, Italia, Argentina y otros en cuanto a número de computadoras. Empero, aclaró que una verdadera sociedad del conocimiento no plantea el acceso a la tecnología como un paradigma.

“Una verdadera sociedad del conocimiento tiene que ver con el uso y el beneficio que se consigue de la tecnología, es decir, es aquella donde los chicos le sacan provecho independientemente de si están en una zona rural o urbana, o si son ricos o pobres”, dijo en diálogo con la agencia Andina.

Marcone señaló que se ha logrado un importante avance en el acceso a Internet, que en el año 2009 a nivel primaria era de un 10% y al 2012 creció al 26.3%.

En el ámbito de la secundaria, mientras al 2009 el 27,8% de las escuelas estaba conectada a Internet, en el año pasado se llegó al 49,6%.

ASPA Educativo

Respecto a la “Segunda Reunión de Ministros de Educación de América del Sur y Países Árabes (ASPA): Tecnologías de la Información y la Comunicación para la inclusión y el desarrollo sostenible”, que se inicia mañana en Lima, Marcone dijo que servirá para reflexionar sobre el rol de los ministerios de Educación en medio de la explosión tecnológica actual.

“La industria, por supuesto, va a querer llenar de computadoras las escuelas, pero le toca a los ministerios ver qué realmente necesita, si un montón de máquinas o aprovechar al máximo lo que se tiene”, remarcó.

Anotó que para construir un servicio educativo individualizado no tiene que ver necesariamente con llenar las aulas de computadoras, “sino con la capacitación de los docentes, la calidad de la estructura curricular, pensando en el largo plazo y no cayendo en el facilismo que nos propone la industria”.

Enfatizó que no se debe invertir demasiado en computadoras y descuidar los contenidos y el acceso a Internet “como nos ha sucedido a nosotros”.

Fuente: Andina

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión