arequipa

El Primer Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de Arequipa admitió a trámite la Acción de Amparo a favor el director del colegio Jorge Basadre, Manuel del Carpio Ponce.

La medida judicial dispone la permanencia del docente en el cargo. En consecuencia, su plaza no debe incluirse en el concurso de directores previsto por el Ministerio de Educación para el 2 y 3 de noviembre.

La resolución Nº 02- 2013 data del 14 de octubre y tiene como premisa la vulneración de derechos laborales de Del Carpio Ponce, director de la institución educativa en mención, que está en calidad de nombrado y que ejerce el cargo por siete años. Su plaza es una de las 468 que el Ministerio de Educación sometió a concurso.

PRECEDENTE

Este fallo sienta un precedente legal y traería abajo el concurso que lleva en marcha el Ministerio de Educación. Según el docente Manuel del Carpio, quien además es integrante del Comité de Defensa Nacional de Directores y Subdirectores, en la corte arequipeña existen otras 320 demandas presentadas por directores que exigen permanecer en sus cargos. Sostienen que tienen derechos adquiridos tras haber ganado el cargo en concurso público y designación.

Del Carpio interpuso su demanda en mayo. El abogado del docente, Alex Añari, explicó que la Acción de Amparo se fundamenta en que el Ministerio de Educación vulnera los artículos 22 y 27 de la Constitución Política del Perú.

Estos ítems hacen referencia a la estabilidad laboral relativa de trabajadores del sector público. A decir de Añari, un empleado estable solo puede ser retirado de su puesto cuando se cuestiona su conducta o capacidad. “Si se quiere cuestionar la capacidad docente, se debe hacer una evaluación directa y personalizada. La Ley de Reforma Magisterial establece que debe haber evaluaciones en su artículo 3 cada tres años, pero ello no se está respetando. Los quieren sacar sin evaluarlos”.

Bajo ese precepto, el concurso de directores -tal como está establecido- vulneraría los derechos de los docentes.

Añari agrega que lo ideal hubiera sido que el Ministerio ponga a concurso las plazas vacantes, pero en su defecto dispuso puestos “ganados por concurso”.

Del Carpio señala que en Amazonas hay otras 42 acciones de amparo admitidas, por lo que el concurso de directores debería suspenderse.

 

Medida cautelar

 

Tras la admisión de la Acción de Amparo, el segundo paso jurídico, explica Añari, es interponer una medida cautelar. Esta sería presentada el lunes.

Con ello se busca “cautelar” la plaza, mientras dure el proceso judicial, es decir que esta no sea “sometida a concurso”.

El lunes a las 08.00 horas, los directores demandantes se reunirán con representantes de la Corte de Justicia para que agilicen el resto de acciones de amparo. “Lo que queremos es que haya fallos antes del concurso. De lo contrario, habría un caos, pues si estas salen positivas, habrían dos directores en un mismo puesto”, dice Del Carpio.

GREA analizará situación

El caso de Arequipa no es particular, a nivel nacional diversos directores han interpuesto acciones de amparo para poder cautelar sus plazas. Ello obligó a que ayer, los asesores legales de las direcciones regionales de Educación, se reúnan en el Ministerio del sector para analizar este problema.

La decisión que se tomó, según el gerente regional de Educación, Marco Montañez, es de llevar a cabo el concurso de directores con los plazos previstos.

No obstante, dijo que el caso de Arequipa será analizado con cuidado, para evitar contraponerse a la disposición judicial. Aclaró que el concurso busca evitar que haya “directores vitalicios”.

Montañez cuestionó el fallo que emitió la jueza Gisela Chauca a favor de Del Carpio.

Fuente: La República.pe

 

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión