leon tratenberg

Usualmente se piensa que las leyes o normas deben ser documentos extensos, con decenas de artículos, como ocurre con los trabajos escolares, que mientras más extensos son considerados más sesudos. Eso paraliza reformas en diversos sectores porque cada artículo debe ser consensuado, pero a su vez articulado óptimamente con los otros.

Sin embargo, hay leyes o normas que podrían reformar aspectos críticos de la educación usando un solo artículo, una sola oración. Veamos algunos ejemplos

Norma 1: “Las cunas y nidos de educación inicial podrán operar en pisos superiores al primero siempre que se cumplan los estándares de seguridad pertinentes”. Con ello automáticamente se multiplican las opciones para instalar cunas y nidos en urbes cuyos terrenos tienen valores crecientes que impiden aumentar la cobertura de niños atendidos en el primer piso.

Norma 2: “La unidad de educación técnico productiva pasa del Ministerio de Educación al Ministerio de la Producción”. El sector productivo que conoce los requerimientos de capacitación y formación profesional del mundo de la producción es el Ministerio de la Producción y no el de Educación, para el cual esta es una unidad periférica a sus quehaceres principales.

Norma 3: “Los créditos semestrales aprobados en institutos superiores se consideran equivalentes a los aprobados en universidades”. Con este artículo se rompe la jerarquización de las universidades como espacios superiores a los tecnológicos y se permite el libre flujo de alumnos de uno a otro llevándose sus cursos convalidables y créditos acumulados, como es en el mundo desarrollado.

Norma 4: “El 80% de los fondos del canon destinables a educación se integran a un fondo concursable para investigación”. Así en lugar de construir edificios sin investigadores, habrá investigadores con recursos para gastos corrientes, materiales y equipamientos para su investigación debidamente sustentada.

Norma 5: “Se autoriza la instalación en el Perú de sedes de universidades del top 200 de los rankings mundiales”. De un plumazo se introduce más opciones a los estudiantes en el Perú (sin que tengan que irse al extranjero) y un factor de competencia para las universidades peruanas que viven muy tranquilas en su actual zona de comodidad.

León Trahtemberg

Fuente: Diario Correo.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión