Camarada ‘Gabriel’ admite que ultimaron a tres policías en la operación ‘Libertad’

0
739

El senderista Martín Quispe Palomino afirmó que asesinaron a tres efectivos que descendían de un helicóptero porque se resistían. Entre las víctimas estarían los dos agentes de la PNP que el Gobierno da como desaparecidos.

Un grupo de periodistas logró conversar con el senderista Martín Quispe Palomino, alias camarada ‘Gabriel’, quien dirigió el secuestro de 36 trabajadores de dos empresas operadoras del proyecto Camisea y que fueron liberados el último sábado en la selva del Cusco. El encuentro se produjo en la localidad de Lagunas, en Kiteni.

El terrorista reconoció que durante la ejecución de la operación ‘Libertad’ ultimaron a tres policías que pretendían descender de un helicóptero. Entre las víctimas estarían los dos suboficiales de la PNP(José Astuquilca Vásquez y César Vilca Vese) que el Gobierno da como desaparecidos.

“Estaban cayendo del helicóptero tres policías, a esos los hemos ametrallado, se quedaron tres, y como se resistían, como están así educados, han sido aniquilados, hemos confiscado sus armas, tres AKM”, dijo el sanguinario delincuente al noticiero 24 horas.

Además, informó que durante los enfrentamientos con las fuerzas combinadas no tuvo ninguna baja en su columna. Calificó de “cacas de gaviota” los disparos que hacen los helicópteros en plena selva.

El grupo periodístico de Panamericana Televisión también llegó a la zona llamada ‘La curva’, donde las huestes de ‘Gabriel’ emboscaron a una patrulla del Ejército y causaron la muerte de dos militares y 10 heridos. En un acto que demuestra su demencial accionar, los terroristas colgaron los pantalones, zapatos y guantes de los soldados caídos. En el lugar se aprecia los huecos que dejaron en el suelo las explosiones de las minas.

Después de cinco horas de caminata los periodistas Iván Luyo y Raúl Cachay llegaron hasta el terreno donde estaba el helicóptero derribado por los narcosenderistas. Las decenas de impacto de bala demuestran la ferocidad del ataque. Los policías inutilizaron la nave y la arrojaron a un barranco.

Fuente: Perú 21