estudiantes

China, Corea del Sur y otros asiáticos por un lado, y Finlandia, Holanda y otros países nórdicos y centroeuropeos por otro lado, obtienen muy altos puntajes en PISA. Personalmente, siempre sostuve que el enfoque europeo era superior. La razón es que para los asiáticos la educación escolar está totalmente orientada a entrenarse para aprobar los exámenes (cosa que su élite escolar hace bien), con un enfoque individualista de continua competencia meritocrática, mientras que los europeos están orientados a estimular a sus alumnos a pensar, analizar, investigar, diseñar proyectos, trabajar colaborativamente en equipo, etc., evitando tempranas diferenciaciones meritocráticas.

Ahora resulta que China -pese a ser puntera en PISA 2012- está preparando su reforma del sistema de ingreso a universidades que actualmente se basa en un único examen de “vida o muerte” (gaokao), por otro sistema de evaluación que será multidimensional. Incorporará los antecedentes del desempeño escolar de los estudiantes, su desarrollo personal y su contribución a la escuela y la comunidad. Es decir, se complementará el desempeño de los estudiantes en los exámenes académicos con otras dimensiones que involucran su moralidad, inteligencia, salud física y en general requisitos para cultivar su potencial en términos de excelencia académica y adaptabilidad social.

Acaban de “descubrir” que el gaokao dejaba fuera de las universidades a jóvenes que no podían demostrar su talento y capacidades personales con los tradicionales exámenes de las áreas básicas con lápiz y papel, lo que limita sus posibilidades de avance en su desarrollo científico y tecnológico.

León Trahtemberg

Fuente: diariocorreo.pe

Artículos de interés

1 OPINIÓN

Deja tu opinión