Un tribunal italiano condenó el lunes a seis científicos y a un responsable del Gobierno por ‘homicidio involuntario’ y los sentenció a seis años de prisión por subestimar el terremoto que destruyó la ciudad de L’Aquila y mató a más de 300 personas en el 2009.

Los siete, miembros de un cuerpo oficial llamado Comisión Nacional para la Previsión y Prevención de Riesgos Mayores, fueron acusados de negligencia y malas prácticas en su evaluación del peligro de un terremoto y en el deber de mantener a la ciudad informada de los riesgos.

El caso ha provocado una amplia condena de órganos internacionales como la Unión Geofísica Americana, que dijo que el riesgo de litigio puede disuadir a algunos científicos de asesorar a gobiernos o incluso trabajar para evaluar el riesgo sísmico.

Un terremoto de intensidad 6,3 golpeó L’Aquila, en la región italiana de Abruzzo, a las 03:32 hora local del 6 de abril de 2009, destrozando gran cantidad de edificios, causando más de 1.000 heridos y matando a otros cientos mientras dormían.

El centro del caso era si los expertos designados por el Gobierno ofrecieron un cuadro demasiado tranquilizador de los riesgos a los que se enfrentaba la ciudad, que tenía muchos edificios antiguos y frágiles y que ya había parcialmente destruida por sismos en tres ocasiones en los últimos siglos.

Imagen de previsualización de YouTube

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión