El programa de remodelación de los colegios emblemáticos –que fue el caballito de batalla del Gobierno aprista– no va más. La ministra de Educación, Patricia Salas, oficializó el cierre del plan y dispuso que los proyectos, con informe técnico aprobado, podrán ser ejecutados bajo la ley de contrataciones del Estado, “siempre que hayan sido debidamente priorizados”. En caso contrario, serían transferidos a los gobiernos locales y regionales.

Decreto Supremo Nº 018-2012-ED

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión