Las cámaras ocultas de ATV Noticias llegaron a un paradero informal ubicado en la avenida Circunvalación, en San Luis, más conocido como Cahuache. Una fila de autos y minivans ofrecen su servicio de transporte a Cañete en el tiempo record de una hora y media.

Una vez dentro del vehículo, hay una imprudencia total; en todo el camino el chofer habla por celular. El boleto cuesta 15 soles y la excesiva velocidad es alarmante, iba a 130 kilómetros por hora, siendo conscientes que hacer taxi colectivo a nivel interprovincial está prohibido.

Al llegar a Cañete, en el paradero informal, jaladores ofrecen el servicio de traslado a lima a 20 soles. De regreso, en un auto colectivo y a la altura de Pucusana, el chofer pone a prueba una nueva e ingeniosa modalidad para burlar los controles de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías para hacer el transbordo.

El equipo de investigación bajó en el puente de Pucusana y se embarcó en una combi que nos hizo pasar el control, metros más allá esperaba de nuevo el chofer del taxi colectivo. Para continuar con la ruta.

Una modalidad preocupante a la que recurren estos colectivos informales, y muchos de ellos incluso están malogrados. Incluso, estos autos colectivos hacen uso de un Soat para uso particular y no para uso público, y de ocurrir un accidente, este no cubriría con la atención de los pasajeros, quienes quedarían a la deriva.

Imagen de previsualización de YouTube

Fuente: ATV

Artículos de interés

1 OPINIÓN

Deja tu opinión