educacionTampoco pueden pedir que los alumnos lleven todos los útiles escolares el primer día de clases, advirtió Indecopi.

Está prohibido que los colegios privados obliguen a los padres de familia a adquirir los útiles escolares, uniformes o libros en un lugar específico o que exijan la compra de un material de determinada marca, advirtieron hoy especialistas del Indecopi.

La directora de la Autoridad Nacional de Protección del Consumidor de Indecopi, Anahí Chávez, precisó que la norma es “clara” en ese punto. “Hemos visto que las editoriales hacen ferias escolares al interior de los colegios, eso sí está permitido. Lo que está prohibido es que las empresas entreguen beneficios económicos al colegio a cambio de que se elija los libros o materiales que promocionan”, advirtió.

Recordó que, según lo establecido en la Ley N° 29694, modificada por la Ley N° 29839, los textos escolares deben ser seleccionados en una terna (por cada curso) para presentarlos a los padres de familia, quienes tienen la obligación de participar en la selección final.

“Por ello, se está verificando que los colegios hayan cumplido con este procedimiento sobre la selección de los textos escolares, porque esto previene que se incurran en  malas prácticas”, dijo.

OTRAS PROHIBICIONES

Chávez remarcó que los colegios no pueden obligar a los padres de familia a comprar una determinada marca de útiles. Otra prohibición, añadió, es que el colegio exija que los alumnos lleven todos los útiles escolares el primer día de clases.

“Lo que dice la norma es que el padre de familia compre los útiles conforme sea necesario su uso durante el año”, enfatizó.

Sobre las sanciones a los colegios que incurran este tipo de prácticas, indicó que estas se determinarán según el caso, el número de escolares afectados y por el beneficio económico que haya obtenido el centro educativo de manera ilegal.

“Indecopi tiene la potestad de remitir una amonestación o peor aún aplicar una sanción de hasta 450 unidades impositivas tributarias (UIT)”, puntualizó.

Chávez lamentó que aún haya padres de familia que tienen temor en presentar sus reclamos cuando detectan alguna infracción en el proceso de matrículas.

Para evitar ello, dijo, Indecopi aplica el reclamo anónimo, que es un mecanismo seguro que permite a los padres de familia reclamar sin necesidad de identificarse y así evitar posibles represalias contra sus hijos.

Fuente: Agencia Andina

 

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión