“Solo como en un ‘fast food’ de vez en cuando”, aducen algunos para justificar sus grasos deslices. Sin embargo, la mediatizada y también demonizada comida chatarra es capaz de causar daños en las arterias desde la primera vez que se consume, según sugiere un estudio publicado en el “Diario Canadiense de Cardiología”.

Para la investigación se comparó el efecto de la comida mediterránea y la comida rápida en el revestimiento interno de los vasos sanguíneos. Para ello se analizó a un grupo de voluntarios sanos y no fumadores de entre 18 y 50 años de edad.

Primero, estos fueron alimentados durante una semana con una dieta que incluía salmón, vegetales, almendras y verduras salteadas en aceite de oliva. Luego, consumieron durante siete días más 15 gramos de grasas saturadas contenidas en diferentes productos de alguna cadena de comida rápida.

Los resultados demostraron que tras ingerir un solo producto de una cadena de ‘fast food’, las arterias de las personas analizadas se dilataron un 24% menos que cuando consumieron alimentos considerados saludables.

Fuente: El Comercio.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión