martin vegas

El Ministerio de Educación compensará a los docentes postulantes que se trasladaron a otra localidad y se vieron perjudicados con la postergación de la prueba nacional clasificatoria para ocupar las plazas de directores y subdirectores escolares, se informó hoy.

Martín Vegas, viceministro de Gestión Pedagógica del referido sector, recordó que dicha prueba, prevista inicialmente para este sábado, tuvo que postergarse para los días 16 y 17 de noviembre, debido a “factores de carácter técnico” que debían garantizarse.

Reseñó que, luego de realizar un exhaustivo monitoreo, el Ministerio de Educación determinó algunas “contingencias” que impedía contar con las condiciones idóneas para que todos los profesores pudieran dar la prueba este fin de semana.

Agregó que, por esa razón, tuvo que postergarse el examen, lo que perjudicó a aquellos profesores que ya habían viajado a las sedes donde debían rendir la prueba.

“Somos conscientes de que esto ha generado mucha dificultad a muchos docentes que se han desplazado y estamos viendo cómo asumir una compensación por los gastos irrogados en su traslado y atender esa situación”, manifestó el funcionario.

Vegas adelantó que los detalles que se definan para otorgar esta compensación económica y el cronograma completo de la evaluación serán dados a conocer mediante una norma que el Ministerio de Educación publicará la próxima semana.

“Seguimos haciendo una evaluación de las diversas situaciones que están ocurriendo en el país y estamos trabajando en el mecanismo legal, en función de las situaciones que existen. Estamos muy atentos a los problemas que han tenido los profesores”, expresó.

El viceministro recalcó, además, que la única variación es en la fecha de la evaluación y no en los contenidos ni en el procedimiento que deberán seguir los casi 40 mil postulantes que rendirán la prueba.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Educación informó que esa postergación busca garantizar la total idoneidad, confiabilidad y transparencia de la prueba en todo el territorio nacional, luego de realizar una revisión final de los aspectos técnicos de la evaluación.

Para este examen los postulantes debían pugnar por 13,823 plazas directivas, resolviendo en un máximo de tres horas una prueba computarizada, siendo 36 el puntaje mínimo para aprobar esta primera prueba que constará de 60 preguntas con cuatro opciones de respuesta.

Fuente: Andina

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión