Ahora los maestros del IV y V nivel pasarán a la tercera escala magisterial y ya no a la segunda. Esto implica un incremento de S/. 119 millones al presupuesto de S/.720 millones planteado por el Ejecutivo. Maestros que no pasen una segunda prueba extraordinaria tras ser capacitados, tendrán que dejar la carrera pública. El 30% de pago por preparación de clases no fue considerado como bono.

Así, según este dictamen, los profesores nombrados que se rigen bajo la Ley del Profesorado (Ley N° 24029), comprendidos en los niveles I y II, serán ubicados en la Primera Escala Magisterial; los del III nivel, en la Segunda Escala Magisterial; y los comprendidos en los niveles IV y V, pasarán a la Tercera Escala Magisterial de esta nueva ley.

Por su parte, los maestros comprendidos en los niveles del I al V de la Ley de Carrera  Pública Magisterial (Ley N° 29062) serán ubicados respectivamente en la Segunda, Tercera, Cuarta, Quinta y Sexta escala magisterial.

Además, los maestros que estén disconformes con la ubicación asignada podrán, en el 2013, participar en los dos concursos públicos nacionales para ascender a una escala muy superior si consideran que tienen las calificaciones para ello. De ser así, en un lapso de seis o siete meses, esos maestros alcanzarán un notorio incremento salarial, primero al ser reubicados en la nueva escala magisterial y luego al acceder a un peldaño más alto.

Por ejemplo, un maestro de la Ley del Profesorado del V nivel que realice una jornada de trabajo de 40 horas  y que percibe actualmente un remuneración de S/.1.376, al pasar a la Tercera Escala Magisterial bajo el mismo régimen pasará a recibir S/.2.591.50.

 BENEFICIOS

En el caso de un maestro de la Ley de la Carrera Pública Magisterial que hoy se encuentra en el III nivel realizando una jornada de 25 horas percibiendo S/. 1.619 y que pasará a la Cuarta Escala Magisterial, al final recibirá S/.2.176.

Esto sin sumar que ahora recibirán una serie de asignaciones por contar con el grado de maestría y doctorado (dado por una única vez), otra especial si laboran en el Valle del Río Apurímac, Ene y Mantaro (Vrae), así como una asignación equivalente a dos Remuneraciones Integras Mensuales (RIM) cuando cumplan 25 y 30 años de tiempo de servicios.

Igualmente, tendrán derecho a un subsidio por luto y sepelio al fallecer su cónyuge  o conviviente reconocido judicialmente, padres o hijos. Lo mismo recibirán sus deudos si quien fallece es el maestro.

Además, basados en la jornada laboral de 40 horas pedagógicas, han quedado establecidas asignaciones por ser director de la Unidad de Gestión Educativa Local, director de Gestión Pedagógica, Especialista en Educación o en Innovación e Investigación, director,  subdirector o tener un cargo jerárquico de una institución educativa; así como por brindar servicios en una escuela unidocente, multigrado o bilingüe, o por trabajar en el ámbito rural o de frontera.

Cabe precisar que un docente puede recibir dos o más asignaciones en función a su desempeño o ubicación.

En defensa del proyecto, el presidente de la Comisión de Educación, Daniel Mora, sostuvo que también se han establecido que todos los años haya ascensos en la carrera pública magisterial, vía concurso, para los educadores, con lo cual no solo mejorarán sus remuneraciones sino que asumirán mayores responsabilidades.

Anotó que la nueva norma, a diferencia de la anterior, tendrá cuatro tipos de evaluación: la primera para determinar el ingreso a la carrera magisterial, la segunda medirá el desempeño docente, la tercera para el ascenso, y la cuarta para acceder a cargos de las áreas de desempeño laboral.

“Todas las evaluaciones toman en cuenta el desempeño docente. Además, habrá un examen para ocupar los cargos de director de colegio o de especialista de Ugel. Con los concursos públicos, esto ya no será a dedo”, subrayó.

A su turno, la ministra de Educación, Patricia Salas, pidió a los maestros “no temer” pues –dijo– “la ley está a favor de los profesores y no en contra”.

En esa misma línea, aseguró que no habrá despidos masivos ni se privatizará la educación como algunos estaban especulando.

Salas reiteró que ahora el principal beneficio es la amplia  posibilidad de ascenso y desarrollo profesional, lo cual implica no solo un aumento sino una mejor base pensionable al momento de su retiro, así como una mejor compensación por tiempo de servicios.

 SUTEP PROTESTA

Sin embargo, el secretario general del Sutep, Reneé Ramírez, rechazó la norma porque, aseguró, esta los desciende de nivel, les anula el bono de 30% por preparación de clases y elimina la estabilidad laboral. Por eso anunció que las bases decidirán y no descartan retomar la huelga a la par que presentan sus acciones de amparo y una demanda de inconstitucionalidad.

“De ninguna manera estamos de acuerdo con esta norma que vulnera los derechos adquiridos. Todo puede suceder”, acotó el dirigente.

Fuente: La República.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión