Conoce el supermaíz morado de Perú que previene el cáncer y reduce el colesterol

0
849

En el futuro, el maíz morado será tendencia entre los productos más requeridos para prevenir tipos de cáncer, además de disminuir la presión alta y el colesterol. Entre las variedades de este singular grano andino existe una especial: la INIA 601, desarrollada por especialistas del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) de Cajamarca.

Tomó 13 años de investigación descubrir sus propiedades y beneficios para la salud. Es un producto mejorado genéticamente con gran potencial en pigmentación, antocianina y antioxidantes.

Durante la fase de investigación, el INIA 601 se presentó en México, Colombia y Ecuador. Y los empresarios mostraron interés en adquirir este producto único en el mundo, por la importancia de sus propiedades para la salud y para la industria de cosméticos, al contar con una mejor pigmentación en que se aprovecha no solo el grano y la tuza o panca, sino también la barba de color morado.

Trabajo de campo

La ingeniera agrónoma Alicia Medina Hoyos, líder del equipo de investigación del INIA Cajamarca, lleva 27 años investigando el maíz amiláceo. Hace tres años, Medina ganó un concurso con el INIA para acceder a fondos del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 360,000 soles, para desarrollar el proyecto y confirmar el rendimiento del maíz morado.

Se evaluaron seis variedades en siete pisos altitudinales durante tres campañas en tres años, y se utilizó maíz de Ayacucho, de la Universidad Nacional Agraria La Molina, la Universidad Nacional de Cajamarca, de Canta, y otras dos variedades del INIA (una experimental y la comercial, la INIA 601).

Durante los tres años de investigación (2017-2019) –llevada a cabo en parcelas de productores de Ichocán, en la provincia cajamarquina de San Marcos– se llegó a la conclusión que de las seis variedades utilizadas en el diseño experimental el INIA 601 resultaba ser mejor.

“La investigación se desarrolló en siete caseríos de Ichocán, con siete ensayos cada año y el resultado es que la variedad mejorada, INIA 601, es superior a todas, con un mejor rendimiento al obtener más de cinco toneladas por hectárea en promedio”, informó la especialista.

Particularidades

El contenido de pigmento natural o antocianina, lo más importante en el maíz morado, normalmente se concentra en la coronta; mientras que el grano contiene antocianina solamente en la segunda capa y el resto es almidón (blanco).
En esta variedad todo el producto, desde la tuza o panca, el grano, la barba, es morado; es decir, todo se utiliza y eso marca la diferencia con las otras variedades.

“Normalmente se hierven la coronta y el grano para obtener el refresco o chicha morada, pero en este caso también se consigue la esencia hirviendo la panca”, expresó Medina.

Producción de INIA 601

Asociaciones de agricultores de diversas provincias de Cajamarca han comenzado a adquirir la semilla INIA 601 a un costo de 10 soles el kilogramo, para producir maíz morado en mayor cantidad.

Las provincias de Hualgayoc, Cutervo, Chota, Contumazá, Cajabamba, Cajamarca, San Marcos, San Pablo y San Miguel tienen cultivadas 130 hectáreas de maíz morado. Su producción por hectárea es mayor a las cinco toneladas. Los frutos de esta campaña se obtendrán de abril a mayo del 2020.

Además de Cajamarca, la semilla ha sido adquirida por las regiones de La Libertad, Áncash y Amazonas. La variedad mejorada de INIA 601 es resultado de dos poblaciones: Huaraz y Cajabamba, efectuando el mejoramiento genético del producto, obteniendo una variedad con alto concentrado de pigmentación y antioxidantes.

Alicia Medina precisa que la investigación tomó 10 años y estuvo a cargo de ingenieros y técnicos del INIA y tres años más para determinar el rendimiento y color, con financiamiento del BID y BM.

«Si la población entiende que lo importante del producto es el color o pigmento natural y que posee propiedades beneficiosas para la salud, se inclinará por el consumo de este maíz morado y lo que sucederá es que las otras variedades serán desplazadas», señala.

“En los últimos tres años se ha difundido fuertemente el proyecto, ahora tenemos provincias apostando por este producto y empresas extranjeras interesadas en brindar capacitación y fortalecimiento de capacidades a los productores”, refirió la especialista.

El INIA difunde esta variedad con fines de comercialización. Más adelante se espera concretar el procesamiento primario del producto. Para ello, se requerirá robustecer la capacidad de los productores, ampliar la producción para la transformación del maíz morado.

“Sería un paso importante su industrialización, pero falta producción, capacitación e inversión, porque la instalación de una planta para extraer antocianina requiere una inversión de 300,000 dólares”, indicó Medina.

Mirando al Asia

Con ese propósito, la especialista espera viajar a Japón, país con avances en tecnología e investigación sobre temas de antocianina para la salud.

“Ya desarrollamos un proyecto con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, y coordinamos para volver a Japón y conocer el tema de procesamiento. Se puede industrializar el maíz morado, pero hay que seguir promoviendo su cultivo con las agencias agrarias para incrementar la producción”, adelantó.

Fuente:andina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.