bebidas gaseosas

Por más que parezca inofensiva, la ingesta excesiva de bebidas gaseosas no solo ocasiona el aumento de peso corporal sino que aumenta el riesgo de padecer otras diversas enfermedades que ponen en peligro nuestras vidas a mediano y largo plazo debido a su alto contenido de azúcar.

La nutricionista Daniela Martinelli Montero reveló que además de incrementar las posibilidades de padecer diabetes tipo 2, el consumo excesivo de gaseosas “aumenta la presión arterial porque es un producto rico en sodio y azúcar que aumenta los niveles de triglicéridos en sangre”.

Asimismo, sostuvo que el conjunto de problemas de salud que ocasiona el consumo de estas bebidas (hiperinsulinemia, hipertensión arterial, trígliceridos y colesterol elevados) “hoy se conoce como síndrome metabólico, que no permitirán llevar una vida saludable y puede llevar a la muerte”..

De acuerdo a la experta, aparte de la sacarosa (azúcar) en las gaseosas también se utiliza fructosa “que es igualmente de dañina: aumenta la formación de grasa corporal llevando al sobrepeso y la obesidad; elevando los trígliceridos y el colesterol LDL (conocido como el colesterol malo), incrementando la presión arterial y generando un hígado graso”.

Para la experta, los niños son un grupo con un alto consumo de gaseosas sin embargo reveló que el consumo de esta bebida en funcionarios y ejecutivos ha aumentado.

“Muchos están reemplazando el café por las gaseosas para ‘mantenerse despiertos’ y ‘tener energía’. Si bien es cierto, los adultos optan más por las bebidas endulzadas con edulcorante, éstas bebidas también tienen ácido fosfórico, que debilita los huesos y dientes; saborizantes y conservantes artificiales que son cancerígenos”, precisó.

“Hay que señalar que en un vaso de 250-300 mililitros de gaseosa, encontramos entre 30-40 gramos de azúcar que equivale a unas seis u ocho cucharaditas de azúcar. Una torta de chocolate o tres barritas de cereal tienen similar cantidad de azúcar a un vaso de gaseosa”.

“En el Perú tenemos una gran variedad de frutas. Podemos reemplazar las gaseosas por jugos naturales de frutas sin necesidad de agregar azúcar porque la fruta ya es dulce y sin necesidad de colarlas para aprovechar todos los nutrientes. Y no olvidar del agua, que hidrata, limpia el organismo, mantiene la piel y órganos sanos y brinda salud”, puntualizó.

Fuente: Diariocorreo.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión