protestas

Luego de que el Congreso aprobara el martes la ley del Servicio Civil, cientos de empleados públicos de diversas partes del país salieron ayer a las calles para expresar su rechazo a la norma y exigirle al presidente Ollanta Humala que no la promulgue.

Mientras en Lima un grupo de manifestantes lanzó huevos al local del Partido Nacionalista y quemó una foto con la imagen del mandatario, en Trujillo (La Libertad), unos mil empleados tomaron el local del mismo grupo político y quemaron ataúdes de cartón que llevaban encima la figura del presidente Humala.

En tanto, en Chiclayo, la carretera Panamericana, a la altura del puente Reque, fue cerrada por los manifestantes con piedras, llantas quemadas y ramas de árboles. Lo mismo ocurrió en Ayacucho y en Ica, donde empleados públicos bloquearon la vía Los Libertadores y la Panamericana Sur.

Asimismo, unos 500 servidores públicos del Poder Judicial, la Universidad San Agustín y los sectores Salud y Educación de Arequipa colocaron piedras en la avenida Aviación, que conduce al aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón, dificultando el acceso de los viajeros y turistas.

Un contingente de efectivos de la Unidad de Servicios Especiales de la Policía Nacional acordonó la zona para impedir que el aeropuerto fuera tomado por los revoltosos.

Al cierre de esta edición las protestas continuaban, las oficinas estatales de Piura y Apurímac estaban paralizadas y los dirigentes evaluaban el inicio de un paro indefinido.

DATO

El primer ministro, Juan Jiménez Mayor, pidió a los trabajadores públicos que respeten la norma, y aseguró que el Gobierno no permitirá protestas con actos de violencia, como el bloqueo de carreteras.

Fuente: Perú21.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión