alimentacion
Hay creencias o costumbres de salud o nutrición que son difíciles de cambiar y están tan arraigadas que éstas parecen nunca desaparecer.

No comer huevos si se tiene colesterol sanguíneo elevado

Diversos estudios concluyen que el comer huevos aun con un colesterol sanguíneo elevado es posible.  El huevo de por sí es alto en colesterol. Un huevo grande contiene aproximadamente 185 miligramos de colesterol, y la recomendación diaria de consumo de colesterol es de alrededor de 300 miligramos.  Aunque parezca contradictorio el colesterol sanguíneo se eleva por diversas razones – y no totalmente por el colesterol contenido en los alimentos – como el llevar una mala alimentación, el sobrepeso, la falta de ejercicio, y la genética, entre otros.  Sin embargo, y por precaución la recomendación es que si se tiene el colesterol sanguíneo alto, no se consuma más de un huevo diario y también optar por incluir más frutas y vegetales en la dieta diaria, y menos productos animales.

Las gaseosas de dieta engordan

Los estudios que parecen indicar que las sodas de dieta inducen un aumento de peso, son en su mayoría estudios observacionales y no necesariamente se analizaron otros aspectos en la vida de los participantes. Por ejemplo, puede darse el caso de que personas que toman bebidas de dieta suben de peso, pero no debido a la misma bebida, pero sí a otros factores como el consumir más calorías de las debidas y el llevar una vida sedentaria. Otro factor puede ser que la persona asume  que al tomar una gaseosa de dieta, es una ‘invitación’ a premiarse con comidas extras por el hecho de haber consumido menos calorías provenientes de la bebida dietética.  Los estudios que promueven este pensar en su mayoría son inconclusos. La recomendación es siempre optar por una alimentación rica en nutrientes, mantener una vida activa, mientras se pueden continuar disfrutando a las bebidas y alimentos dietéticos, con moderación.

Las comidas orgánicas son más saludables

Las comidas orgánicas en su mayoría, tienden a ser saludables, y digo en su mayoría, ya que es una industria que aún no se regulariza o controla como se debería.  Si la persona opta por consumir alimentos orgánicos parcialmente o totalmente,  mi recomendación es  lo continúe haciendo, si se desea.  Es decir, que hay que tener presente que tanto las comidas orgánicas como las convencionales usan pesticidas y otras sustancias para su cultivo, pero difieren en su tipo, proveniencia y/o cantidades. La idea de una dieta saludable no necesariamente radica en que se consuma o no alimentos orgánicos, pero sí en que se ingieran lo suficiente o abundantes frutas y vegetales, granos integrales, grasas saludables, carnes magras, y productos lácteos o substitutos, y muchísimo menos comida chatarra, caramelos, dulces y calorías en general.

Los diabéticos no pueden comer arroz

Las personas con diabetes tipo 1 o 2 pueden optar por no consumir arroz si así lo deciden, aunque no necesariamente haya que hacerlo.  El arroz integral es más saludable y rico en nutrientes que el blanco, pero ambos pueden ser consumidos si se tiene diabetes. La clave está en considerarlos como parte de la recomendación diaria de almidones o azúcares; y quizás no incluir en esa misma comida a más almidones como a los panes, papas, yuca, maíz, tortillas u otros, principalmente si los niveles de azúcar en la sangre están elevados.  También, es importante considerar que la porción recomendada de arroz cocido es de 1/3 de taza, realmente algo pequeño.

Dejar de comer sal es suficiente para controlar la alta presión

La sal es uno de los tantos alimentos o condimentos que contienen sodio, por lo tanto, usarla menos o dejarla por completo es una buena estrategia para el control de la presión arterial alta.  Sin embargo, es aún más importante que se disminuyan o no se coman (si es una opción posible para la persona) alimentos con alto contenido de sodio, como son los productos enlatados, embolsados, en caja, y listos para comer, entre otros.  La mejor forma de controlar a la hipertensión es ingerir alimentos frescos y de preferencia que sean preparados en casa.
Por Claudia González

Por Claudia González

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión