crimen empresariaMarco Gabriel Arenas Castillo confesó a la Policía haber asesinado a su madre María Rosa Castillo, empresaria que fue encontrada muerta y carbonizada en la madrugada del miércoles en Manchay y cuyo cuerpo fue reconocido el sábado.

De acuerdo a información de El Comercio, la empresaria nunca salió de su casa y fue asesinada dentro de su vivienda, nada menos que por su hijo Marco Gabriel Arenas Castillo.

Luego de ser hallado el cadáver, la Policía puso su mira en el entorno familiar por lo que el hijo fue citado por la Dirincri, y tras un arduo interrogatorio, Arenas Castillo confesó que golpeó y estranguló a su madre.

El cuerpo fue llevado a Manchay para quemarlo, utilizando para ello la camioneta de la víctima. Marco Gabriel Arenas Castillo será presentado hoy por la noche en la sede de la Dirincri.

NO ESTABA SECUESTRADA

Una primera versión apuntaba a que la empresaria María Castillo habría sido secuestrada, de acuerdo a versión de los familiares. Su esposo, Walter Arenas, declaró que fue vista por última vez el pasado martes cuando mostraba un departamento a dos extraños en La Molina.

Luego, la camioneta de la empresaria fue encontrada abandonada en una calle de Surco, con las pertenecías de la víctima y sin muestras de forcejeo.

En la madrugada del miércoles, la Policía encontró un cuerpo carbonizado y recién el sábado se pudo corroborar que pertenecía a la fallecida empresaria, con lo que se descartó la versión de un secuestro.

PIDEN CADENA PERPETUA

Fernanda Iscelle Lora Paz, novia del asesino confeso, sindicó a su pareja como autor del asesinato, y estaría también vinculada al crimen. Por otro lado, familiares de la víctima dijeron también sospechar de Arenas Castillo.

Andrés Castillo, hermano de la empresaria, pidió la cadena perpetua para el homicida y sostuvo que entre ambos había una mala relación.

También contó que en varias oportunidades Arenas Castillo le sustrajo dinero a la empresaria.

Fuente: El Comercio.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión