Esta vez los docentes de Cusco, Pasco, Lambayeque, Apurímac, Madre de Dios y los Conos de Lima están decididos a no cometer errores y conseguir que el Tribunal Constitucional admita la demanda de inconstitucionalidad en contra de la Ley de Reforma Magisterial.

Para ello han fijado como plazo de la nueva presentación del expediente el 1 de febrero. Esa fecha harán llegar nuevamente las 26 mil firmas que consiguieron (la norma solo exige 5 mil válidas) a fin de que proceda la demanda.

Ocurre que el pasado 17 de enero, el TC devolvió la documentación presentada porque las firmas fueron enviadas en formato digital del programa Excel. “Ya nos dieron el software correspondiente para ingresar las firmas que hemos reunido y ese día presentaremos la demanda”, aseguró el secretario general del Sutep en Cusco, Augusto Idme Ramos.

Todas las firmas refirió han sido validadas por el Jurado Nacional de Elecciones. Asimismo, Idme explicó que pedirán la anulación de la ley, porque “la norma integra a los docentes en una sola legislación y deroga las leyes 24029, 25212, 26269 y otras del sector que les otorgan derechos diferenciados a los maestros”.

Alegó que las principales desventajas de la nueva ley son el desconocimiento del pago del bono de 30% por preparación de clases y el condicionamiento de su continuidad laboral a una evaluación obligatoria que califica su desempeño. “Ningún docente aceptará ese recorte de derechos. La acción de inconstitucionalidad apunta que quede sin efecto”, dijo.

Fuente: La República.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión