imagen   Día del héroe capitán FAP José Abelardo Quiñones

23 de Julio: DÍA DEL HÉROE CAPITÁN FAP JOSÉ ABELARDO QUIÑONES

En este día se conmemora la acción heroica del entonces teniente FAP José Abelardo Quiñones, que una mañana del 23 de julio de 1941 prefirió abatir las baterías de ametralladoras antiaéreas del enemigo, sacrificando su vida, antes de ponerse a salvo con su paracaídas.

José Abelardo Quiñones Gonzales nació en el puerto de Pimentel, el día 22 de abril de 1914. Sus padres fueron don José María Quiñones Arízola y doña María Juana Rosa Gonzales. Fue el segundo hijo varón del matrimonio, su hermano mayor fue Raúl. Aprendió las primeras letras en la escuelita que administraba a 12 kilómetros de Pimentel, las hermanas Elvira, Delia y Esperanza Bulnes. A los nueve y diez años fué un experto fabricante de cometas. La primaria la concluyó en el Colegio Nacional de San José en Chiclayo. Fue en ese colegio que su Director, el Dr.Karl Weiss, impulsó la actividad del vuelo en planeador a la cual Quiñones se aficionó junto con otros compañeros. La instrucción secundaria la realizó en el colegio La Recoleta y luego en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe. En ambos colegios fue gran deportista y muy buen estudiante.

En 1935 ingresa a la Escuela de Aviación Jorge Chavez como Cadete e integrando la Promoción José L. Raguz. Durante su entrenamiento de vuelo inicial y luego de 4 horas y 40 minutos de doble mando obtuvo la aprobación para realizar su primer vuelo sólo, revelando así sus excepcionales condiciones para el vuelo. El 20 de enero de 1936 recibe su brevete Internacional. En la Escuela de Oficiales destaca tanto en los aspectos, militar, académico y atlético. En cuando al aspecto de los vuelos se destaca la facilidad para adaptarse a las diferentes técnicas del pilotaje.

Cuatro años después de haber ingresado, se recibe como Alférez el 21 de enero de 1939 como No.1 en la Especialidad de Piloto de Caza. En esa ceremonia al mando de un avión Caproni 113 realizó sus famosos vuelos invertidos que han quedado para la posteridad grabados en las fotografías de la época y la filmación que se efectuó. Después de su graduación fué nombrado al Escuadrón No.4 de Ancón, transcurrido cuatro meses fue trasladado a Las Palmas y de allí fue nombrado al XXI Escuadrón de caza del Primer Grupo Aéreo, ubicado en la ciudad de Chiclayo. Formó parte de la 41 Escuadrilla de aviones North American NA-50. Integró la primera Escuadrilla de Alta Acrobacia. Al crearse la Unidad de paracaidistas y después de realizar entrenamientos intensos efectuó saltos desde los cielos de Chiclayo.

En el conflicto con la República del Ecuador, en la mañana del 23 de Julio de 1941, la escuadrilla salió de la base, en misión de combate siendo el objetivo de atacar el puesto ecuatoriano de Quebrada Seca que se encontraba abastecida con numerosas baterías antiaéreas. Al incursionar en una de sus temerarias acciones sobre el campo enemigo fue alcanzado por el fuego antiaéreo enemigo y su avión fue envuelto en llamas, entonces quiñones, al darse cuenta que era inevitable la caída de su avión, en lugar de emplear su paracaídas para salvarse, realizó un viraje y enfiló hacia las baterías antiaéreas enemigas, estrellándose contra las piezas de fuego y silenciándolas, pues el pavoroso fuego acabó con todo lo que encontró, cumpliendo heroicamente con abnegación, desprendimiento y sacrificio de su vida, a su muerte fue ascendido póstumamente al grado de capitán FAP según el Decreto Supremo No, 12 del 24 de Julio de 1941.

El propio adversario reconoció el heroísmo de Quiñones, al ser devuelto sus restos mortales, el 18 de Octubre de 1942, al Cónsul del Perú en Guayaquil, el Coronel Octavio Ochoa, Jefe de la IV Zona Militar del Ecuador expresó: “A nombre de la Fuerza Aérea Ecuatoriana entrego a la Fuerza Aérea Peruana los restos de quien supo honrar a su patria, a su pueblo y a sus Fuerzas Armadas. Mi pueblo rinde homenaje al pueblo peruano dignamente encarnado en la figura heroica de José Abelardo Quiñones”. Los restos del héroe fueron trasladados el 7 de Noviembre de 1942, al cementerio general de la ciudad de Chiclayo. Veinte años más tarde, el 22 de setiembre de 1961, fueron depositados en el mausoleo ubicado en la Plaza de Armas de la Guarnición Aérea de Las Palmas, colocándose junto a él un trozo de su avión NA-XXI-41-3.

En 1966, por Ley No.16126 del 10 de mayo, se declaró al Capitán José Abelardo Quiñones “HEROE NACIONAL”, ordenando además, dicha norma legal, que sus restos sean colocados en LA CRIPTA DE LOS HEROES; que se le erijan sendos monumentos en Lima y en Chiclayo (los cuales fueron inaugurados en 1991) y se establezca como “DIA DE LA AVIACION MILITAR DEL PERU“, el 23 de Julio, fecha de su inmolación, por ello la Aviación Militar del Perú, rinde homenaje al Cap. FAP José Quiñones González considerándolo su héroe representativo.

 

José Quiñones, Héroe de las Alas Peruanas

Sobre el bronco tronar de los cañones,

los cóndores aparecen en las nubes;

con las alas vengadoras de Quiñones

acostumbradas a vencer las cumbres.

Llegan veloces al combate fiero,

la metralla entrecruza con furor,

pero al fin, el agresor artero

es vencido, luchando con el fragor.

Mas, el cóndor ha sido herido…

indómito se apresta al holocausto,

no pudiendo volver más a su nido,

se lanza sobre el enemigo infausto.

Eres el héroe de una patria altiva

que te enseñó morir por la gloria,

tus hermanos, vengaron bien tu vida

y su figura está perpetuada en la historia.

De arma eres el ejemplo, el guía,

la luz radiante que enrumba su ideal.

en la lucha heroica por nuestra soberanía,

gloriosamente, te hiciste inmortal.

Hoy, tu pueblo agradecido,

te rinde su homenaje alborozado

tu nombre será eternamente bendecido

como Grau, Bolognesi y Leoncio Prado.

Artículos de interés