Docente reclama pensión por 32 años de trabajo en un colegio público

0
1308

Laboró hasta los 69 años y dejó actividad debido a una incapacidad. Su última boleta fue de cero soles.
Pedro Hidalgo Sanes está indignado. Dedicó más de 32 años de su vida a la enseñanza de niños y jóvenes de la I.E. José Granda, en San Martín de Porres y hoy, cuando más necesita del Estado al que sirvió, no recibe respuesta alguna. Tampoco cuenta con una pensión que lo respalde pese a sus 72 años de edad y delicado estado de salud. Todo por un problema administrativo.

De acuerdo al docente, su ‘dolor de cabeza’ inició en 1994, agravándose en febrero del 2013. Si bien ya había sido suspendido de sus labores el año anterior (2012) –debido a problemas en su columna– todavía recibía un abono mensual del Ministerio de Educación. Sin embargo, la situación cambió después de que una comisión médica del hospital Guillermo Almenara remitiera un informe en el que se le declara ‘paciente con incapacidad permanente’.

Tras esto, el Minedu le retiró el salario pero no resolvió correctamente el régimen al que debe ser incluido en la ONP. «Es decir, pese a mi situación y estado de salud, todavía no me cesan», señala Pedro Hidalgo con sus muletas al lado.

PEDIDO DE AÑOS

De acuerdo con las resoluciones emitidas por el Ministerio de Educación, el profesor debe ser incluido en el régimen pensionario del Decreto de Ley N° 19990, pero Hidalgo señala lo contrario. Él argumenta que la norma a la que se debe regir su fondo de retiro es la del Decreto Ley N°20530, pues su nombramiento, a través de la RD22-N°1384-80, se da el 9 de julio de 1980, cinco meses antes de la fecha límite de cambio de régimen.

«Nunca hicieron valer mi derecho. Al darme cuenta de que la UGEL 2  señalaba erróneamente la ley a la que debía acogerme, y habiendo agotado la gestión verbal, me vi obligado a entablar una demanda en 1994», refiere. Pese a ello se le desconoció su derecho.

En el 2005, Hidalgo insistió en su incorporación al DL N°20530 pero fue en vano. Su situación se complicó cuando sus labores culminaron y necesitaba de una pensión para  sobrevivir.

Pese a su estado de salud, el maestro ha seguido reclamando su derecho, facultad que le fue reconocida por la Oficina de Normalización Previsional (ONP) en el oficio N°1014-2013 que remitió a la UGEL 2. En este documento, la ONP refiere textualmente que «(…) se ha verificado la solicitud de incorporación al DL 20530 (…) Con fecha 10 de mayo del 2005 (pero el pedido) no fue atendido por su institución».

Pero este documento no fue suficiente, ya que la UGEL 2 emitió como respuesta dos resoluciones (RD N°2880-2014 y RD N°3785-2014) que declaran «improcedente e infundada» la demanda del docente.

Por si fuera poco, hasta octubre del 2014 Pedro Hidalgo estuvo recibiendo boletas mes a mes del Ministerio de Educación por cero soles.

LA RESPUESTA

●Ante la denuncia del docente Pedro Hidalgo Sanes, solicitamos la versión del Ministerio de Educación.

●Por la noche llegó la siguiente respuesta: «Hemos tomado conocimiento del caso y se harán de inmediato las averiguaciones correspondientes para responder adecuadamente a la demanda del docente».

Fuente: la República.pe