colegios rurales

Al menos seis docentes de colegios rurales de la provincia del Santa, en Áncash, son investigados por haber faltado reiteradamente a dictar clases este año sin documento o justificación que lo amerite.

El director de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de Santa, Job Aguirre Espinoza, explicó a elcomercio.pe que los docentes han reincido en faltar a clases principalmente los días viernes o lunes. “El objetivo de ellos es quedarse mayor tiempo en la ciudad”, comentó el funcionario de la entidad con sede en Chimbote.

En total han sido tres instituciones educativas perjudicadas en las comunidades de Cosma, Colcac y Moro. Así, por las faltas de estos profesores de primaria, aproximadamente 60 alumnos de ese nivel educativo no han estudiado como debe ser quedándose sin clases los días en que sus docentes no acudían a las aulas.

Aguirre Espinoza indicó que esos profesores están inmersos en un proceso de investigación antes de que entren en otro proceso ya administrativo con eventual sanción.

“Más bien, me gustaría inmediatamente sacarlos”, confesó el titular de la UGEL, quien acotó que los docentes tendrán que hacer sus descargos correspondientes.

“HACEN LO QUE LES PARECE”

Esta situación que se da en zonas alejadas y pobres de Áncash, y que bien podría repetirse en distintos colegios del Perú, se conoce luego de que ayer se difundieran los resultados de la Prueba PISA, que deja a nuestro país en el último lugar en cuanto a matemática, ciencias y comprensión lectora.

“Es muy lamentable esta actitud de los docentes, porque por estar en zonas rurales pretenden hacer lo que mejor les parece a su beneficio personal. Ese tipo de actitudes voy a tener que sancionar temporalmente”, manifestó pidiendo rigurosidad en la investigación de la Comisión de Procesos Administrativos en su investigación.

La suspensión temporal por tres o seis meses correspondería para los docentes a los que se compruebe las faltas injustificadas.

Fuente: El Comercio.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión