El MTC ve cercano un tren que conectará Chincha y Lima

0
1692

tren lima chincha

En pocos años, Lima tendrá un tren de cercanías, que conectará la capital con las ciudades del pujante ‘sur chico’. Esto porque en el MTC ya está en trámite una iniciativa privada para construir un tren que unirá Chincha y Lima. Según explicó a El Comercio el ministro de Transportes, José Gallardo, el proyecto está en evaluación, pero resulta bastante atractivo.

¿Cómo se justifica la obra? La respuesta tiene varias aristas, una es la poblacional, pues en la zona sur de la capital se ubican los polos urbanos e industriales de mayor crecimiento potencial. A eso se suma que en el ‘sur chico’ se concentra buena parte de la industria agroexportadora del país. Y en el medio tenemos los balnearios más concurridos. El resultado de todo ello es el alto tráfico en la zona, demanda solo comparable a la de la Carretera Central.

¿Cuándo se concretaría? Gallardo explicó que en este momento ya se comenzó a trabajar para duplicar el número de trenes que recorren la línea 1 del Metro de Lima hasta llegar a “tener un tren cada 3 minutos en hora punta”. Luego, el MTC deberá decidir entre la ampliación a Lurín de la línea 1 del metro o el tren de cercanías. “Ya le dimos el encargo a la AATE [Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico] para que haga los estudios y nos diga cuál va primero”, acotó.

Sin embargo, Gallardo precisó que un punto adicional a favor del tren de cercarías es el mayor compromiso de inversión del proponente. Aquí hay que precisar que tener un tren de cercanías hace lógica con la ampliación de la línea 1 desde Villa El Salvador hasta Lurín, donde empataría con el nuevo proyecto. Así no es ilógico pensar que un proyecto ‘jalaría’ al otro. Al respecto, una fuente no oficial de la AATE dijo que ambas obras están en estudio y aún no hay fecha para entregar los resultados al MTC.

SE VIENEN LAS ADENDAS

Sobre las concesiones trabadas, José Gallardo reiteró que la próxima semana informará sobre 7 adendas que ha trabajado su sector.

Una de ellas, quizá la más mediática, es la que destraba el inicio de obras de la línea 2 del metro y gira entorno a la expropiación de terrenos y el retiro de interferencias. El ministro reconoció que el Estado “sobredimencionó” su capacidad para cumplir con su parte, por lo que ha previsto ceder algunas labores al consorcio constructor. “Esto no significa que el costo del proyecto variará”, aclaró.

Sobre la Carretera Central, cuya concesión se dio hace 4 años, Gallardo explicó que han logrado un acuerdo con Deviandes respecto a la puesta a punto de la vía. Cabe mencionar que el concesionario aún no ha asumido la carretera porque entendía que el MTC no cumplió con poner la carretera en un estado óptimo, como para comprometerse a mantenerla por los 25 años que dura la concesión.

 

Respecto a cómo se compensará al concesionario por el desequilibrio financiero generado en el proyecto tras la paralización de 4 años la concesión no implica aporte económico del Estado Gallardo prefirió no adelantar detalles. Sin embargo, mencionó que las herramientas podrían ser el reajuste de las regalías que el concesionario entrega al Estado por el cobro del peaje o la ampliación del tiempo de la concesión.

Un escenario similar es el que se habría acordado con CoviPerú concesionario de la Red Vial 4, que va desde Pucusana hasta Ica para adelantar la construcción de la segunda calzada entre Chincha e Ica. Anécdota aparte es que la ‘primera piedra’ de esta obra se realizó en marzo sin que se haya firmado aún la adenda.

Solo en estas tres obras hay unos US$4.500 millones de inversiones comprometidas que comenzarán a fluir a la economía.

Fuente: El Comercio.pe