cardenal

El Papa Francisco ordena al cardenal Bernard Law, el encubridor del mayor número de pedófilos, casi 297, que abandone en menos de 24 horas su puesto y sus aposentos en Santa Maria Maggiore en Roma.

Según publicó ayer el diario italiano Il Fatto Quotidiano, al encontrarse con el cardenal Bernard Law cuando acudió a rezar a la Basílica Santa María Maggiore, el Papa Francisco desencajó la cara y se alejó inmediatamente de él señalando “no quiero que siga frecuentando esta Basílica”.

Cabe recordar que el cardenal estadounidense de 82 años Bernard Law fue acusado de encubruir a unos 250 curas pederestas entre 1984 y 2002. Law estaba a punto de recibir la citación judicial para responder ante los tribunales estadounidenses de sus actos cuando en diciembre de 2002, poco después de verse obligado a dimitir como arzobispo de Boston en medio del escándalo, abandonó EEUU y se trasladó a Roma. Algo que muchos interpretaron como una jugada del Vaticano para protegerle de los jueces estadounidenses y evitar de ese modo que tuviera que sentarse en el banquillo de los acusados de su país a rendir cuentas de sus actos.

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión