El “rey de los casinos” fue aportante fantasma de Keiko Fujimori

0
408

La República recuerda que José Sam Yuen es uno de los personajes más importantes citados por el Equipo Especial Lava Jato y el testigo Jorge Yoshiyama Sasaki lo ha identificado como uno de los empresarios que participaba de reuniones privadas con Keiko Fujimori, él le pagaba una mensualidad para sus gastos y reclutó 11 falsos aportantes para financiar la campaña presidencial.

Un testigo protegido corroboró lo señalado por Jorge Yoshiyama y entregó copias de correos electrónicos que demuestran que José Sam Yuen ordenó reclutar a 11 aportantes simulados, entre ellos 11 ejecutivos de sus empresas del conglomerado SamCorp, tanto en Lima como en el extranjero. Entre los falsos aportantes de José Sam Yuen se cuentan su propia esposa, Claudia Tagle Arróspide, Emilio Cillóniz Florez y Javier Bisso López de Romaña, cuñado del magistrado del Tribunal Constitucional, José Luis Sardón.

El 7 de diciembre de 2018, el congresista Miguel Torres Morales, muy allegado a Keiko Fujimori, con un dictamen propuso derogar un Decreto Legislativo del Ejecutivo que subía el impuesto a los juegos de casinos, que favorecía a los empresarios del sector, como José Sam Yuen, pese a que dicho parlamentario en el estudio de abogados de Miguel Torres patrocinaba a empresas dedicadas a la “industria del juego”, como los casinos y los tragamonedas.

Entonces, con todo descaro negó que elconflicto de intereses y su grupo de trabajo, dominado por la mayoría fujimorista, aprobó la iniciativa de Torres, con los votos de Rosa Bartra, Luis Galarreta, Héctor Becerril, Úrsula Letona, Mario Mantilla, Modesto Figueroa, Milagros Takayama, Francisco Villavicencio y el propio Miguel Torres ante lo escandaloso del caso, el entonces presidente del Congreso, Daniel Salaverry, se negó a agendar la propuesta para el debate.

Dicho legislador, con el apelativo de “Carlos”, formaba parte del Grupo Titanio, un selecto colectivo de allegados de Keiko Fujimori. Élcumplía los encargos de la lideresa de Fuerza Popular, como lo han señalado varios testigos.

Jorge Yoshiyama manifestó que Sam Yuen aportó a la campaña de 2011 y formó parte de un selecto grupo de empresarios con los que Keiko Fujimori se reunía secretamente hasta 2015 y le abonaban una mensualidad.

“El grupo estaba desde 2013 hasta finales de 2015. Los integrantes de este grupo de apoyo me entregaban a mi en efectivo 1000 soles mensuales, los cuales yo los entregaba a Keiko Fujimori cuando la veía. Para 2015, ella pidió que el monto a donar se subiera a 1000 dólares. Me parece que fueron los últimos seis meses del año. Los integrantes de este grupo fueron Fernando Espá, Federico Aramayo Málaga, Julián Siucho, Carlos Urrea, Bernardo Álvarez Calderón, José Sam, José Antonio Osterling, Miguel Castro Grández y otros que no recuerdo en este momento”, declaró Jorge Yoshiyama.

El dinero lo recaudaba el propio Yoshiyama y luego se lo entregaba a Adriana Tarazona Martínez, tesorera de extrema confianza de Keiko Fujimori: “Cuando recolectaba el dinero, a veces me entregaban de un mes, de dos meses o de tres meses juntos. Entonces la llamaba y le decía (a Keiko Fujimori) y le decía cuándo nos podíamos juntar para entregarle el encargo, y ella me citaba a su domicilio o a su oficina, y ahí le hacía entrega directamente o a veces se lo entregaba a Adriana Tarazona”, dijo.

Los montos mensuales recaudados variaban entre 8 y 15 mil dólares.

Fuente:larepublica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.