Con el objetivo de garantizar la seguridad y transparencia en el próximo proceso de revocatoria de autoridades regionales y municipales que se realizará el 30 de setiembre, el Jurado Nacional de Elecciones dispuso que los electores no podrán ingresar a las cámaras de votación con celulares o cámaras de fotos o video.

En ese sentido, indica que las personas que sean detectadas con algunos de estos aparatos deberán dejarlo bajo custodia del presidente de mesa, quien tendrá que devolverlo al término del acto de sufragio.

Según el JNE, se tomó esta decisión debido a que un informe de la Dirección Nacional de Fiscalización y Procesos Electorales advertía de la presunta realización de actos de soborno con la finalidad de obtener un resultado determinado en la consulta.

Este acto se concretaría mediante la toma fotográfica de la cédula de votación para hacer constar la marca de la opción a la que se compromete el ciudadano a cambio de una suma de dinero.

El ente electoral considera necesario adoptar esta medida en el marco de su misión constitucional de velar porque el proceso constituya el reflejo exacto y oportuno de la voluntad expresada en las urnas.

Asimismo, en la resolución se dispone que las Fuerzas Armadas, Policía Nacional del Perú y la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) serán las encargadas del cumplimiento y ejecución de esta medida. Estas instituciones deberán dar cuenta al Ministerio Público de los infractores para que actúe de acuerdo a ley.

Fuente: Perú 21

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión