Escolares de Huánuco ahora reciben clases en cuarto de vigilante

0
822

Tras la denuncia de El Comercio sobre las pésimas condiciones en que estudian los alumnos del colegio Alfonso Ugarte, del asentamiento humano Aparicio Pomares de la ciudad de Huánuco, las autoridades del citado plantel decidieron hacer algunos cambios sobre la marcha.

Sin embargo, grande fue la sorpresa cuando constatamos ayer que uno de los servicios higiénicos que era utilizado como aula de clases ahora se ha convertido en el dormitorio del vigilante del centro de estudios y su familia.

En efecto, el baño que era salón de clases de los alumnos de tercero de primaria hasta el viernes pasado ahora está ocupado por César Fernández Almerco, su esposa y sus hijas, una de 8 años y otra de apenas meses de nacida.

Consultada por esta irregular situación, la directora del plantel, Pastora Pazos Matos, señaló: “Él [el vigilante] y su esposa se van a trabajar y vienen por la tarde, por ello no les hemos dicho nada”.

En el recorrido que hizo este Diario por las instalaciones de la escuela  se pudo ver, además, que el pequeño ambiente  en el que antes dormía el vigilante ahora está lleno de carpetas y sillas de los alumnos que no tenían dónde recibir sus clases.

Tan improvisada ha sido la reubicación de las aulas que aún hay varios cordeles con ropa del vigilante y su familia en el frontis de este nuevo salón.

ALUMNOS SIN CLASES

El comisionado de la Defensoría del Pueblo en Huánuco, Carlos Jiménez, alertado por la denuncia de El Comercio, llegó ayer hasta el colegio para realizar una inspección en la que pudo constatar las deplorables condiciones en las que estudian los alumnos.

Jiménez Bonilla invocó a la directora del plantel y a la presidenta de la Asociación de Padres de Familia (Apafa), Vilma Rojas Tineo, a corregir la situación y dejar libre para el uso de los alumnos el baño que ahora es vivienda del vigilante y su familia.

Durante su inspección, el representante de la Defensoría del Pueblo comprobó además que al menos 40 de los 160 alumnos del plantel no reciben clases, pues no hay ningún ambiente en el que puedan estudiar.