La titular de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Paita, Juana Vásquez Serrano, logró que el Poder Judicial declare fundado el requerimiento de prisión preventiva, hecho por el citado despacho fiscal, para el director de la Institución Educativa San Francisco de Paita, Oscar César Castillo Morán, a quien se le acusa de haber solicitado a María del Pilar Espinoza Flores, la suma de mil soles para entregarle su cargo, pese a que la UGEL de Paita la había reasignado en dicha institución y adjudicado la plaza de comunicación que se encontraba vacante.

La agraviada denunció estos hechos ante la Primera Fiscalía de Paita, tras lo cual la fiscal Vásquez Serrano, dispuso de inmediato el fotocopiado de los billetes, el levantamiento de las actas respectivas y un operativo policial, en la que se intervino al imputado instante después que esté recibiera el dinero entregado por la profesora denunciante.

Durante el registro personal, se le encontró en su mano derecha el dinero en efectivo que instantes previos la fiscal había fotocopiado y se registró los respectivos números de series de los billetes. El imputado fue conducido a la comisaría Ciudad del Pescador de Paita.

En la audiencia, la Fiscalía logró desbaratar la tesis de la defensa del imputado, consistente en que la denunciante había sorprendido al director y este sólo se le acercó a estrecharle la mano y que desconocía que la misma le entregaría el dinero. En la audiencia se comprobó que el director había contado uno a uno los billetes que la profesora le entregó y que había influenciado en los testigos ofrecidos por parte demandante para exculparlo.

La fiscal Vásquez Serrano, destacó que “la prisión preventiva en los delitos de corrupción de funcionarios, tiene especial importancia dado el poder del funcionario público en su institución y en la colectividad en la que reside, es posible que trate de influenciar en los medios de prueba, como son la víctima, testigos, peritos, etc. Más aún si se tiene en cuenta su personalidad y carencia de valores éticos y morales, puestos de manifiesto al defraudar los deberes funcionales que el Estado le ha impuesto”, remarcó.

Añadió que en “Paita es importante el otorgamiento de esta prisión, ya que ello sirve de freno, para la comisión de este tipo de delitos y recuperar la confianza de la población para que se anime a denunciar estos hechos, que en su mayoría permanecen ocultos justamente por temor al poder que detenta el funcionario imputado”, concluyó.

Fuente: OFICINA DE IMAGEN INSTITUCIONAL

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión