Los gobernadores a nivel nacional empezaron a liquidar los expedientes sobre prestación de garantías y otros que aún están pendientes por resolverse en sus respectivos despachos. Realizan el trabajo en el marco del proceso de transferencia de la Dirección General del Gobierno del Interior (DGGI).

La DGGI, que dependía del Ministerio del Interior, pasará a la presidencia del Consejo de Ministros (PCM), como está establecido en el D.L 1140-2012.

Según el gobernador de Moquegua, Jaime Ventura Flores, en la última reunión en Lima en la que participaron los 26 gobernadores regionales, se informó que se afinan los instrumentos de organización y funciones. A partir de marzo, el nombramiento de estas autoridades lo hará la PCM.

El gobernador se constituye en el representante político del Presidente de la República y el Ejecutivo en jurisdicciones del interior del país. Hasta antes de la norma, entre las funciones del gobernador estaba coordinar con los tres niveles de gobierno, registrar y canalizar las denuncias ciudadanas y otorgar garantías personales.

Ventura dice que una vez concluya la transferencia, estas dos últimas pasarían a ser única y exclusiva competencia de los gobernadores distritales y provinciales. Los gobernadores regionales tendrían un rol más técnico y social en el campo, pues además de representar al jefe de Estado, se harán cargo del control y seguimiento de los programas sociales.

La gobernación de Moquegua recibió el año pasado alrededor de 570 solicitudes de garantías y otros. De estas, 290 fueron resueltas a través de consejería y conciliación. En unos 170 casos se otorgó las garantías, 68 fueron rechazadas y 32 aún están por resolverse.

Ventura advirtió que en dos semanas su despacho dejará de recibir más denuncias y solicitudes para estos procesos.

Fuente: La República.pe

 

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión