1

La distribución equitativa de las tareas domésticas entre los padres de familia influye drásticamente en las aspiraciones profesionales de las niñas, según concluyó un estudio realizado por la Universidad de Columbia Británica, de Canadá.

La investigación, publicada en la revista Psychological Science, sostiene que si papá y mamá se distribuyen igualitariamente las tareas domésticas, a futuro las niñas de la familia eran propensas a expresar los deseos de trabajar fuera de casa y con un trabajo menos estereotipado al rol “femenino”.

FUNDAMENTAL EN LA CRIANZA

El estudio analizó los datos de 326 niños, con edades entre 7 a 13 años, donde se comprobó además, que las creencias de las madres acerca de los roles domésticos eran las mismas que la de sus hijos.

En el caso de las mujeres, la autora principal del estudio, Alyssa Croft, indicó que un factor que bloquea los logros tanto en la fuerza laboral remunerada como en su empoderamiento personal, es la desigualdad en el trabajo doméstico no remunerado.

“Los resultados que obtuvimos son importantes porque sugieren que un mayor equilibrio en la división del trabajo doméstico entre los padres, podría promover una mayor igualdad de fuerza de trabajo en el futuro de las nuevas generaciones”, expresó.

¿PAPÁ NO LAVA LOS PLATOS?

En este sentido, la investigación asegura que si el padre de familia se encarga de tareas en casa como lavar los platos, cuidar a los niños y asear la ropa —al igual que la madre— las niñas tienen imaginarse en carreras con altos grados de liderazgo, como abogadas, doctoras, policías o científicos.

Por el contrario, si en el hogar las tareas domésticas eran exclusivamente responsabilidad de las madres, las niñas se ven a futuro en profesiones “más femeninas”, como profesora, enfermera, bibliotecaria o simplemente ama de casa.

Fuente: Perú21.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión