salud

Los niveles bajos de azúcar en la sangre, conocidos como hipoglicemia o hipoglucemia, afectan a las personas que tienen diabetes. Cuando este “bajón” no se trata a tiempo puede traer consecuencias graves para tu salud. ¿Cómo puedes reconocer cuando tu azúcar se baja y qué debes hacer para estabilizarla? En Vida y Salud te contamos qué puedes hacer.

El diagnóstico de diabetes se asocia generalmente con niveles elevados de azúcar en la sangre. Pero lo cierto es que a las personas diabéticas la glucosa o azúcar les puede fluctuar a extremos muy bajos también. A esto se le conoce como “hipoglicemia o hipoglucemia diabética” y ocurre cuando hay demasiada insulina en tu sangre y no tanta azúcar o glucosa.

¿Cuál es la causa de que se bajen los niveles de la glucosa en la sangre? Puede ser que te hayas excedido en la dosis de insulina o de medicamentos, que no hayas comido suficiente, que hayas hecho ejercicio sin haber comido, que hayas tomado alcohol o que, por alguna circunstancia, te hayas saltado una comida.

Cuando la glucosa en la sangre se baja a niveles inferiores a 60 o 70 mg/dl, aparecen síntomas ante los cuales debes estar muy atento, porque si no los tratas puedes caer en un coma diabético (alteración de la consciencia que pone en peligro tu vida), lo cual es considerado una emergencia médica.

 

¿Cuáles son los síntomas de la hipoglicemia diabética? A continuación te enseño una lista. Es importante que también tus seres queridos estén familiarizados con estas señales de alerta en caso de que tú no puedas tomar control de la situación:

Mareo

Temblores

Sudoración

Hambre

Irritabilidad

Ansiedad o nerviosismo

Pulso acelerado

Dolor de cabeza

Estos son los síntomas iniciales, pero existen otros más severos:

Debilidad muscular

Dificultad para hablar

Visión borrosa

Confusión

Somnolencia

Convulsiones

Pérdida de la consciencia

También existen síntomas de la hipoglicemia diabética que pueden presentarse durante la noche:

Sudoración excesiva

Pesadillas

Irritabilidad, sensación de cansancio y confusión al despertar.

Cuando los niveles de glucosa se bajan demasiado, debes tomar o comer algún carbohidrato (azúcar) tan pronto sientas los primeros síntomas. Si no tomas acción, tu glucosa puede bajar a niveles peligrosos (30-40 mg/dl).  Acá te menciono qué puedes hacer para que tu glucosa regrese a sus niveles normales nuevamente:

Come o bebe alimentos o bebidas que contengan al menos 15 gramos de carbohidratos. Un ejemplo de esto puede ser 4 onzas (~ 118 ml. Como medio vaso) de jugo de naranja, 3 galletas de soda, 1 cucharada de miel o 4 cucharaditas de azúcar.

Espera de 15 a 20 minutos y revisa tu nivel de glucosa en sangre. Si aún se encuentra debajo de los 70 mg/dl, vuelve  a comer un carbohidrato y repite la secuencia hasta que el azúcar en tu sangre supere los 70 mg/dl.

Si tu próxima comida es dentro de una hora o más, come un pedazo de queso con galletas o medio sándwich de alguna proteína –carne, pollo, pescado- con pan.

Cuando te hablo de comer carbohidratos, no digo que te excedas. Come la porción indicada porque si no, vas a hacer que tu nivel de azúcar en la sangre se suba demasiado, lo cual, también es perjudicial. El objetivo es alcanzar los niveles normales.

Mantén tus ojos bien abiertos ante las señales que te dicta tu cuerpo. No vas a querer que la diabetes se descontrole. Ahora que estás informado(a) puedes prevenir este tipo de episodios de hipoglicemia diabética. Y no te olvides de que tus seres queridos estén informados para que te puedan apoyar.

Fuente: http://www.vidaysalud.com/diario/diabetes/hipoglicemia-y-diabetes-ten-cuidado/

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión