La Hora del Planeta

0
2917

Nació como un gesto simbólico y hoy es el mayor Movimiento ambiental en la historia.

Buscar unir las personas y conectarlas con nuestro planeta y su naturaleza.

Inicialmente consistió en apagar las luces durante una hora, para siempre así que cada uno de nosotros puede tener un impacto positivo en la lucha frente al cambio climático. Hoy, es la más grande celebración por el planeta, que ha impulsado compromisos ambientales alrededor del mundo, desde la protección de los bosques hasta la creación de áreas marinas protegidas y la promulgación de la ley un favor de un clima seguro para todos.

Historia y cifras

2007: 2,2 millones de personas en Sydney, Australia apagan sus luces como un llamado a la acción frente al cambio climático.

2009: 1000 millones de personas se suman a La Hora del Planeta (1 de cada 3 peruanos participa).

2011: 1800 + millones se suman para llevar La Hora del Planeta más allá de la hora.

2013: 7000 ciudades se suman y se generan resultados concretos de conservación.

2015: 170 + países participan.

2017: 3500+ millones de impresiones (hashtags) a nivel global con una sola voz por el planeta.

  Perú, un líder global

En 2009, Perú se unió por primera vez, y esta campaña ambiental se convirtió en la más grande y mediática en nuestra historia, estimándose una participación de 8 millones de peruanos y convirtiendo a nuestro país en un líder global.

En años siguientes, el mensaje se extendió involucrando a ciudades, centros poblados y empresas líderes en costa, sierra y selva, y a autoridades, incluyendo al presidente, quien participa públicamente.

¿Qué buscamos esta vez?

La edición 11 de La Hora del Planeta será el sábado 24 de marzo de 2018 a las 8: 30 p.m.

Esta vez, vamos por más y haremos un llamado para reconectarnos con el planeta

En el Perú, uno de los países con mayor participación, WWF trabaja estrechamente con autoridades, empresas, medios de comunicación y la sociedad civil para abordar esta conexión entre las personas y el planeta y su naturaleza.

Biodiversidad y ciudades: la naturaleza no está lejos, está en todo lo que tomamos, comemos, usamos y sentimos; dependemos de ella. Hoy debemos protegerla y el primer paso es reconectarnos con ella. A nivel mundial, más del 50% de la población vive en ciudades y en el Perú, más del 70%. Por ello, la mayor parte de la problemática ambiental tiene su origen en las demandas y hábitos de las ciudades.

Hoy, el cambio está en nuestras manos. Recuperemos nuestra conexión con la naturaleza. Pero ¿cómo lo haremos?

Ciudades sostenibles:

#CONÉCTATE Demandemos más y mejores áreas verdes, mantengamos limpios y sanos los mares y ríos, disminuyamos la contaminación sonora y usemos transporte sostenible.

#CONÉCTATE Apoyemos fuentes de energía que no impacten en la naturaleza y usemos la electricidad sosteniblemente.

#CONÉCTATE Respetemos las vedas y tallas mínimas de productos marinos, reduzcamos el consumo de plásticos de un solo uso, recordemos las tres R: reduce, reúsa, recicla.

Y yo, ¿qué puedo hacer?

Fácil: apaga tus luces durante La Hora del Planeta 2018 e inicia así un compromiso por nuestro planeta junto a cientos de millones de personas. Ya sea que optes por caminar en vez de ir en carro, que reemplaces las bolsas de plástico por reutilizables o que reduzcas tu consumo de agua, está en tus manos conectarte con el planeta.

  Los empresarios:

Durante La Hora del Planeta: apaguemos luces y carteles publicitarios luminosos para dar un mensaje de compromiso y responsabilidad social a nuestros clientes y a toda la población.

Y desde ahora: reduzcamos nuestro consumo de energía y adoptemos buenas prácticas, así ahorraremos recursos, seremos más competitivos y ayudaremos al planeta.

  Los alcaldes y otras autoridades:

Durante La Hora del Planeta: apaguemos las luces de edificios oficiales y otros para llamar la atención de los vecinos sobre la necesidad de ahorrar energía por el bien del planeta. Eso sí, manteniendo las luces necesarias para garantizar la seguridad.

Y desde ahora: hagamos más eficiente el transporte público y más fluido el tránsito, así se reducirá el consumo de combustibles y la contaminación. Reduzcamos nuestro consumo de energía y recursos. Prioricemos las áreas verdes. Elaboremos planes de contingencia y defensa civil para enfrentar los cambios y prevenir sus consecuencias: sequías, inundaciones, entre otras.

  Y todos los peruanos:

Durante La Hora del Planeta: apaguemos nuestras luces y comprometámonos a reducir nuestro impacto en el planeta.

Y desde ahora: Desconectemos siempre los equipos que no estemos usando.

Utilicemos focos ahorradores (reducen 75% del consumo).

Reduzcamos al mínimo necesario el uso de equipos como termas, planchas y otros de alto consumo.

Limitemos nuestro consumo de energía en horas punta, entre las 6:00 p.m. y 11:00 p.m.

Reduzcamos nuestro consumo de plástico.

Desechemos responsablemente nuestros residuos.

Pensemos en cómo reducir nuestro consumo de energía ¡Seamos creativos!