La reforma educativa y la Constitución fujimorista de 1993

0
2434

En los diversos países del mundo hay protestas decididas de los estudiantes secundarios y universitarios por una educación pública mejor, como el caso de Chile. Son millones de estudiantes movilizados por una educación pública de calidad, democrática, científica y al servicio del pueblo.

No obstante, en el Perú se pretende municipalizar la educación a través de estrategias de satanización a la escuela pública. Mediante campañas de descrédito, al magisterio en general, tratan de privatizar la cultura, lo cual es profundizada y promovida por la constitución fujimorista de 1993. Por ello que es necesario y urgente una reforma educativa en todos los niveles, mediante una nueva constitución.

EL ESTADO PERUANO PROMUEVE LA PRIVATIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN

Gracias a la Constitución de 1993, se ha fomentado la creación de colegios y universidades privadas y, por ende, la educación se ha convertido en un negocio. En pleno siglo XXI la educación se ha convertido en un lucro, en una mercancía de los grandes monopolios. Al respecto, el investigador Héctor Béjar dijo – “En el Perú post Fujimori y en el Chile post Pinochet, cualquier ignorantón aspirante a millonario puede ser rector de una universidad. La educación es un negocio en que se amasan fortunas. Al haberse municipalizado los colegios muchas municipalidades no tienen como mantenerlos y las escuelas son cada vez peores…. La familia chilena, vía endeudamiento a más de veinte años, ha tenido que hacerse cargo de la enseñanza” (Diario La Primera. 23/06/2011)

Con la constitución de 1993, las universidades privadas, a través de sus filiales, empezaron a fabricar títulos en forma masiva y por doquier. La educación se convirtió en un negocio. El Artículo 15 de esta carta magna autoriza a cualquier persona, natural o jurídica, para que dirija una institución educativa. Dice, “…toda… persona tiene derecho de promover y conducir instituciones educativas…”. A esto agregamos el descalabro del presupuesto de este sector (2% del PBI); cuando los organismos internacionales plantean un mínimo de 6%. Con la política mercenaria, principalmente del fujimorismo, se ha creado universidades como hongos y fabricado “profesionales” de un día para otro. El fin académico, científico y cultural de las universidades se ha pervertido, con la emisión desenfrenada de títulos, diplomas y certificados con fines lucrativos.

En cuanto a la situación laboral y el estallido de técnicos, esto también es desmedido. No hay control a estas instituciones privadas. Existe una explosión masiva de profesionales sin un puesto laboral: nuestro país es burocrático y no existe industria ni producción nacional donde los nuevos profesionales puedan desempeñarse. Los gobiernos de turno son sometidos a recetas económicas y políticas del FMI y BM (EEUU). De ahí que este sistema social no puede crear condiciones laborales para nuevos profesionales ni ofrecer una educación de calidad.

Las universidades en el Perú son promovidas por entidades privadas de acuerdo a la constitución de 1993 (Art. 18). Cuando el estado debe promover y fortalecer la educación pública.

La formación humana es muy delicada, por ende, no se puede confiar, ni dar autoridad a cualquier mercader o comerciante de cultura que busca utilidades con fines individuales.

MERCANTILISMO EN LAS ACADEMIAS PRE-UNIVERSITARIAS

Las academias pre-universitarias son agencias de negocio educativo y explotación de profesores. Estas academias no forman a los estudiantes, los embrutece. No existe análisis crítico y científico de los contenidos que desarrollan, sino que deben llenar a los estudiantes de formulas y recetas para que éstos (mercancía) ingresen a las universidades y les dé utilidades. A mayor cantidad de estudiantes; mayores dividendos. Las academias particulares no respetan derechos laborales establecidos, nadie les controla ni supervisa las condiciones en que desarrollan “la actividad educativa”.

LA INVESTIGACIÓN EN LAS UNIVERSIDADES

En cuanto a la investigación, ésta es dogmática y repetitiva. Muchos docentes copian paradigmas tradicionales, es decir, en las universidades no existe investigación científica con criterios objetivos; sino, son metafísicos y dogmáticos. Reciclan los modelos educativos. Por ejemplo, el modelo constructivista es copia fiel de la filosofía positivista europea (Sancochado de teorías).

El curso de investigación es mera descripción de métodos y estrategias de estudio; no es interpretativo, analítico, crítico y científico.

GRATUIDAD DE LA EDUCACIÓN

En el artículo 17 de la constitución del 93, el estado se exime de dar educación a su pueblo. En esta constitución, ya no existe la gratuidad de la educación.

Para el caso de las universidades públicas, el Estado sólo otorga “derecho a educarse gratuitamente a los alumnos que mantengan un rendimiento satisfactorio…”. ¿Dónde quedan los estudiantes que trabajan y que se auto sostienen para educarse? El buen rendimiento es producto de diversos factores (docente, familia, alimentación, estado emocional, etc.)

Con la privatización y negación de la gratuidad de la educación, el Estado renuncia a la Escuela y Universidad pública para entregar a monopolios y así tener bajo dominio y control a grandes masas del pueblo como “mansos corderos”.

ALGUNAS CAUSAS DEL MAL EN LA UNIVERSIDAD PERUANA

• No existe imparcialidad ni transparencia en la selección de docentes, contratan y nombran a docentes de filiación política o familiares.

• Corrupción y nepotismo en la administración de las universidades para enquistarse en el poder.

• Persecución académica a los estudiantes. No les dan libertad e independencia, a los estudiantes para investigar y constituir círculos de estudio. El currículo flexible es dogmático y antidemocrático.

• Sometimiento, clientelaje y servilismo político, donde forman estudiantes mediocres y cúpulas que toman la universidad mediante la compra de asambleístas.

Entonces, la reforma de la Ley Universitaria es una necesidad, la misma que pasa por establecer una nueva Constitución Política del Perú vía Asamblea Constituyente.

PROPUESTAS CONCRETAS

• Democratizar la universidad peruana tanto a nivel económico, normativo y administrativo.

• Nueva Ley Universitaria mediante una nueva Constitución Política del Perú, vía Asamblea Constituyente.

• Restablecer el derecho a la educación gratuita y universal (para todos). Prohibir el cobro de matrículas y otros

• Mayor presupuesto para la universidad pública y educación en general (8% PBI), como “prueba de amor”.

• Fortalecer el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Evaluación de la Calidad Educativa (SINEACE) donde debe establecerse parámetros de calidad y control estricto, fuera de ella ninguna institución pueda expedir títulos a nombre de la nación.

• Voto universal y voluntario de toda la comunidad universitaria (docentes, estudiantes, graduados y administrativos) para elegir rector y decanos de la universidad.

• Establecer currículas democráticas, multiculturales, solidarias y científicas. Rechazar el currículo flexible que se centra en el individuo, el mismo que promueve el egoísmo en los estudiantes y que conduce al puro academicismo dogmático.

• Nombrar comités externos con participación estudiantil y que sean imparciales y transparentes en el proceso de selección de docentes. Docencia libre o cátedra paralela.

• Extensión universitaria y compromiso con la sociedad.

Esperamos aportes de profesionales con convicciones progresistas y democráticas para una nueva universidad y la reconstitución de la sociedad peruana. Como dice José Carlos Mariátegui – “hay que peruanizar el Perú”.

EL PROFESOR ES PROFESIONAL DE PROFESIONALES

Escribe: William Walker Mamani Apaza