Pese a que el Congreso es uno de los órganos del Estado que peor imagen proyecta entre los peruanos, los ‘otorongos’ son dueños de una serie de beneficios y gollerías sin justificarlos con su labor parlamentaria.

A raíz del polémico aumento de sus gastos de representación –de 7 mil a 15 mil soles–, los congresistas Yehude Simon y Javier Diez Canseco coincidieron en considerar que este incremento no está bien sustentado.

“Este incremento puede ser hasta inmoral. La población ha dicho ‘no cobres’”, manifestó Simon, quien ayer anunció que está dispuesto a renunciar a esa asignación. Diez Canseco, por su parte, consideró que “no es cierto que uno no tiene que rendir cuentas”, como afirmó en la víspera un furibundo Daniel Mora.

OTROS INGRESOS

Sin embargo, y pese a que se oponen a estos cobros, ambos legisladores admitieron varios otros beneficios de los que gozan aparte de sus ya jugosos sueldos.

Informaron, por ejemplo, que reciben 48 pasajes aéreos (ida y vuelta) anuales, a petición del congresista, autorizado por el Oficial Mayor, para uso personal. Aunque ello debería formar parte de los famosos gastos de representación, está contemplado de forma separada.

Por si fuera poco derroche, los ‘padres de la patria’ también se hacen, cada año, de 30 mil soles para telefonía fija y 3,600 dólares para teléfono celular. Además, disponen de mil soles por cada evento o actividad que organicen en sus viajes, hasta seis por año.

Fuente: Perú 21.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión