El 5 de enero del 2013, los profesores de las regiones Cusco, Apurímac, Puno, Junín,  además de una parte de Lima y Arequipa, presentarán la acción de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional (TC) en contra de la nueva Ley de Reforma Magisterial. Consideran que esta norma desaparece algunos de sus derechos.

El secretario general del Sindicato de Docentes de Cusco (dirigencia paralela a la del Sutep Patria Roja), Augusto Idme Ramos, señaló que cada región entregará entre 10 mil y 15 mil firmas para interponer la acción. Se requiere de 100 mil firmas, que estarán listas antes de la fecha señalada para la presentación de la acción constitucional.

“Los maestros de todas las provincias están recogiendo firmas para presentar la acción de inconstitucionalidad. Tenemos que recolectar 10 mil firmas en nuestra región, y a nivel nacional un promedio de 100 mil firmas, y el 5 de enero lo presentaremos todo”, refirió.

Previamente pedirán la verificación de la validez de las firmas al Jurado Nacional de Elecciones (JNE). Idme Ramos aclaró que los docentes de las 7 regiones pedirán la derogatoria de la norma en general y no como ha anunciado el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), que solicitará la abolición de solo algunos artículos. “Aquí quiero aclarar algo, nosotros estamos solicitando la anulación de toda la ley, no estamos solicitando, como el CEN, solo la derogatoria de algunos artículos. No estamos de acuerdo con la propuesta de Patria Roja”.

Fuente: La República.pe

Artículos de interés

1 OPINIÓN

  1. Totalmente, de acuerdo, a nivel nacional tenemos que desconocer y expulsar del sindicato a todos los esbirros del Cen de patria roja a nivel provincial, regional y nacional, exigir el cumplimiento irrestricto de la ley del profesorado 24029, el pago inmediato de los devengados del 30% por preparación de clases, el pago de las bonificaciones por 20, 25 y 30 años de servicios; que los traidores de patria roja ni lo mencionan.
    Maestros, la lucha recién se inicia, enero y febrero serán meses decisivos para lograr nuestros objetivos

Deja tu opinión