educacion

En noviembre próximo. La entrega se dará a docentes nombrados y contratados que trabajan en el nivel primario de los colegios públicos.

En noviembre próximo, los docentes y directores de escuelas públicas que registren logros en su labor recibirán un Bono de Incentivo al Desempeño Escolar (BDE) que fluctúa entre 1.000 y 3.000 soles. Dicha mejora será entregada al personal nombrado y contratado que trabaje en el nivel primario.

La medida se aprobó ayer a través del Decreto Supremo (N° 287-2014) del Ministerio de Economía y Finanzas, teniendo como marco las acciones extraordinarias para estimular la economía nacional.

Según la norma publicada en el diario oficial El Peruano, la bonificación será otorgada de manera excepcional por el Ministerio de Educación y los gobiernos regionales a fin de reconocer la mejora del aprendizaje de los estudiantes de colegios públicos. Para ello se analizan indicadores como la variación en los puntajes de la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE), en los ámbitos de comprensión lectora y matemática de los dos años previos al otorgamiento del BDE.

LOS ELEGIDOS

Los centros educativos “potencialmente elegibles” para recibir el BDE son aquellos de Educación Básica Regular (EBR) de nivel primario que estén registrados como “activos” en el padrón correspondiente al 2013, publicado por la Unidad de Estadística Educativa del Ministerio de Educación.

Estos colegios han sido clasificados en tres grupos (ver infografía). El primero de ellos hace referencia a las escuelas programadas para el censo de estudiantes de segundo de primaria en comprensión lectora y matemática. Los dos restantes están vinculados con algunas escuelas donde se ha implementado la Educación Intercultural Bilingüe y aquellos que no han pasado por la ECE.

Cada grupo debe cumplir con ciertos criterios a fin de ser considerados en el proceso de selección de los centros educativos con  el mejor desempeño.

Tras ello se elige a las que recibirán el bono. ¿Cómo? Inicialmente se agrupa en equipos más pequeños y homogéneos. Para cada estrato se selecciona los colegios que cumplen las condiciones según el grupo al que pertenecen. En este proceso se identificarán los que tienen el mejor desempeño; es decir, presentan mayores avances en el logro de aprendizajes, retención de estudiantes y registro oportuno de información para la gestión.

El BDE se otorga en un solo pago y el personal beneficiado lo puede recibir una vez al año.

COMPETENCIA DISPAREJA

Para la especialista Teresa Tovar, de Foro Educativo, la entrega de este tipo de bonos resulta una medida inadecuada ya que el entender la educación como una competencia –similar al caso chileno– genera enorme desigualdad. “Primero, hay que equiparar la situación de las escuelas del país, porque si se entrega un bono lo ganarán aquellas que cuentan con mejores condiciones y menor pobreza. La diferencia se va a incrementar”, sostiene.

Indica, además, que con estos bonos, los maestros trabajarán en base a evaluaciones de Matemática o Lenguaje, abandonando la formación integral. “Lucharán entre ellos por obtener un bono, cuando es un derecho social… Para poner incentivos, primero se necesita elevar el salario”, concluye.

Fuente: La República.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión