El paro indefinido de los maestros, que hoy cumple 15 días, ingresó a una etapa de radicalización, cuando cientos de maestros afiliados al Sutep intentaron ocupar la plaza de Armas y otro gran grupo de docentes vinculados al Conare-Sutep, el otro gremio del magisterio, atacaron a pedradas la sede del Ministerio de Educación.

Ayer al mediodía, los profesores del Sutep ingresaron a la Plaza de Armas en grupos pequeños, simulando ser transeúntes, para no llamar la atención de la policía que está presente para impedir manifestaciones en esa arteria de la ciudad.

La señal para que todos los maestros se agrupen  fue la aparición de su secretario general, Renee Ramírez, por el jirón Conde de Superunda. Rápidamente estallaron las vivas ante el desconcierto del reducido grupo de efectivos policiales y la unidad de caballería que no pudo contener el ingreso del grueso de manifestantes.

REGRESO DE “PINOCHITO”

La concentración se registró entre la esquina de la Catedral y el jirón de la Unión. Los maestros dirigiendo sus miradas a Palacio de Gobierno coreaban a viva voz consignas como: “Ollanta, cumple tu promesa”.

En el momento de la protesta, el presidente Ollanta Humala participaba de una ceremonia oficial para recibir las credenciales de los embajadores de Egipto, Qatar, Colombia, Ecuador y Nueva Zelanda.

Hasta la Plaza de Armas llegaron efectivos de la policía antimotines premunidos de bombas lacrimógenas, y reaparecieron, luego de varios años, las unidades policiales conocidas como “pinochitos”.

Desde esos vehículos –llegaron dos– se lanzaron potentes chorros de agua para dispersar a los manifestantes. Uno de esos carros lanzando agua ingresó por el jirón de La Unión, persiguiendo a un grupo de huelguistas.

RADICALIZAN HUELGA

El secretario general del Sutep, Renee Ramírez, señaló que con esta acción de protesta los maestros “radicalizaron” su huelga en todo el país, frente al desinterés que ha merecido su pliego de reclamos y su prolongada paralización.

 

“Queremos llamar la atención del Presidente y el Premier para buscar solución a la huelga. Planteamos que se instale una mesa de diálogo de alto nivel con la presidencia del Consejo de Ministros y los ministerios de Educación y Economía”,  reclamó.

Al ser dispersados los manifestantes y sus dirigentes, los maestros del Sutep enrumbaron al Hotel Sheraton donde el premier Juan Jiménez firmaba un convenio para transparentar las compras del Estado. En su recorrido bloquearon por algunos minutos la vía del Metropolitano, a la altura del jirón de la Unión, lo que motivó que al menos seis unidades del Metropolitano queden paralizadas.

Fuente: La República

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión