Más de 1,800 mujeres fueron víctimas de violación hasta abril de este año

0
1350

Cifras alarmantes. Un informe de los Centros de Emergecia Mujer reveló que cada día ocurren 15 abusos sexuales, en su mayoría contra menores de 17 años. Especialista de Demus exige más capacitación y presupuesto para la atención de este tipo de casos.

El caso de la terramoza abu­sada sexualmente por sus compañeros de trabajo ha puesto en evidencia una se­rie de injusticias que sufren las víctimas de este delito. Pero, ¿cuántas son? El Minis­terio de la Mujer y Poblacio­nes Vulnerables (MIMP) reve­ló que hasta abril de este año registraron 1,801 violaciones en el Perú.

La estadística corresponde a las denuncias recogidas por los Centro de Emergen­cia Mujer (CEM) del citado ministerio. De ese total, las más afectadas son mujeres, en su mayoría menores de 17 años, con el 69,7 %. Le siguen las féminas de entre 18 y 59 años, con 29.3%; y de 60 años a más, con 1.1 %.

No es prioridad

Consultada al respecto, la es­pecialista del Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus), Jeannette Llaja, estimó que la violen­cia contra la mujer en todas sus formas seguirá avanzando porque el Estado no ha tomado como prioridad el problema. Una muestra de ello, subrayó, es el pre­supuesto asignado al MIMP. “Solo es el 0.38 % de todo el prepuesto anual del Estado, no llega ni a 1%”, lamentó.

Recalcó en que se requiere un trabajo multisectorial, con estrategias de preven­ción en colegios, pues solo una labor concentrada en los menores impedirá que existan más casos a futuro. Esto sumado una campaña de concientización a nivel nacional. “Tiene que ser un mensaje claro y concreto. Solo así podremos obtener un impacto centralizado”, argumentó.

Mejorar la atención de las denuncias

Llaja mencionó el caso de la terramoza y dijo que otro aspecto importante es me­jorar la atención y recep­ción de las denuncias. Al respecto, apuntó que las de­pendencias precisan de un cambio de infraestructura, con espacios privados para recibir a las víctimas. Ade­más de implementar mapas de georreferencia para iden­tificar las zonas de mayor incidencia.

Sobre la liberación de los acusados –el conductor y el copiloto–, consideró que es un ejemplo más de la falta de capacitación y sen­sibilización del Ministerio Público en estos temas. Por cuanto, exhortó la inme­diata creación de un sub­sistema especializado en denunciar estos casos. “No es igual un delito de robo o corrupción, que uno de agresión”, anotó.

Atender a las víctimas

A su turno, el médico psi­quiatra, Carlos Bromley Co­loma, manifestó que frente a una agresión sexual el Es­tado debe garantizar toda la ayuda médica a la víctima, porque se trata de un trau­ma muy fuerte que la marca por el resto de su vida. “De no recibir esa atención, pue­de experimentar a futuro problemas de ansiedad, de­presión y estrés postraumá­tico”, alertó.

Por último, se supo que Lima Metropolitana concen­tra la mayor cantidad de vio­laciones, con 612 casos. Lue­go, figuran Junín (124 casos), Cusco (114), Arequipa (103) y Huánuco (80).

Machistas y rasgos psicopáticos

En un análisis del comportamiento de Daniel Pérez Fierro (40) y Marcelino Palacios Barja (44), acusados de abusar de la terramoza, Carlos Bromley con­sideró que ambos tienen una personalidad machista y psicopática, ya que no mostraron ningún respeto ni consideración por la dignidad de su compañera de labores. “Fue premeditado, esto es otro síntoma de la psicopatía”, afirmó.

Fuente: