Más de 500 mil escolares peruanos necesitan lentes de medida, sostienen

0
928

Más de 500,000 de escolares peruanos entre los seis y 16 años de edad necesitan lentes de medida, con el objetivo de corregir problemas ópticos frecuentes como miopía, astigmatismo e hipermetropía, que afectan el rendimiento escolar, se informó hoy.

Jorge Velazco Quiroga, director general del Instituto Nacional de Oftalmología (INO), sostuvo que desde la etapa preescolar se debe realizar exámenes de agudeza visual a todos los niños.

“Muchos fracasos escolares y alteraciones de conducta infantil se deben principalmente a la disminución de la agudeza visual, por problemas refractivos no diagnosticados de manera oportuna”, anotó.

Explicó que entre estos problemas figuran la miopía (deficiente visión de lejos), el astigmatismo (visión distorsionada de cerca y de lejos), y la hipermetropía (dificultad para ver de cerca), también conocidos como “errores refractivos”.

Estos vicios de refracción son el trasfondo de muchos problemas académicos, tanto en niños como en jóvenes, y se manifiestan con dolores de cabeza, cansancio visual, visión borrosa o disminuida, frotamiento frecuente de los ojos, ardor, enrojecimiento del borde de los párpados, entre otras señales, indicó.

Velazco Quiroga exhortó a los padres de familia que lleven a sus hijos a una evaluación oftalmológica y medida de la vista con un oftalmólogo, único profesional que realiza la prueba con dilatación de las pupilas mediante gotas especiales (ciclopléjicos), con el fin de encontrar la medida indicada. De no hacerlo, se obtiene una medida inexacta, aclaró.

“La medida de la vista debe ser hecha por un profesional, pues muchas veces por cuestiones económicas o desconocimiento, los pacientes acuden a ópticas informales, quienes sólo confeccionan gafas pero no están autorizados a hacer la medida de la vista”, expresó.

Esta prueba –agregó- debe estar acompañada de información sobre el uso adecuado de los lentes, según la edad y necesidad del paciente.

El funcionario afirmó que la mejor forma de prevenir los problemas oculares a largo plazo es mediante la medición de la vista desde los primeros años, por lo que es necesario que los padres lleven a sus hijos antes de cumplir el primer año a una consulta con el oftalmólogo.

Con ello se podrá prevenir problemas en el futuro, sobre todo el descarte de ambliopía (ojo perezoso) y estrabismo (pérdida del alineamiento de los ojos), entre otras enfermedades oculares, dijo.

Finalmente, Velazco Quiroga invocó a los padres de familia con hijos en edad escolar que, además del examen periódico, deben preocuparse porque el ambiente de estudio de sus hijos tenga una iluminación adecuada.

“Los vicios de refracción o ametropías provocan la disminución de la agudeza visual y deben tratarse a tiempo”, concluyó.

Fuente: Andina