Más maestros sancionados por bullying

0
915

Cinco estudiantes tuvieron que morir este año como consecuencia del bullying para que, finalmente, el Ministerio de Educación afrontara el problema. Sin embargo, existe un hecho más grave aún: se ha descubierto que muchos maestros emplean la violencia contra sus alumnos.

Así ocurrió con la menor D.L.Ñ.V., de 12 años. Las investigaciones revelaron –según el propio viceministro de Gestión Pedagógica, Martín Vegas– que no solo sus compañeros la insultaban por su origen (nació en Huancayo), sino que sus propios docentes la maltrataban por este hecho. Ella no soportó el acoso y se quitó la vida.

Ante tan grave situación, Vegas anunció ayer que se separará a estos malos profesores, los que, adicionalmente, merecerían un castigo ejemplar.

Sin embargo, no se trata de un caso aislado. Giovanna Pacheres también denunció a la profesora Beatriz Montero Caballero, del colegio Guadalupe, por haber golpeado a su hijo de 13 años.

Además, tras agredir verbalmente a sus alumnas, la maestra Carmen Ruiz Andía, del colegio Juana Alarco de Dammert, fue separada de sus funciones. Ella llamaba “brutas y taradas” a pequeñas de ocho años.

ACCIONES

De otro lado, Vegas informó que el 13 de junio se iniciará la ‘Operación Barrido’ en 867 centros educativos de la capital.

El primer objetivo de esta iniciativa es elaborar un mapa de instituciones educativas que se encuentran en riesgo de sufrir violencia escolar. Pero, además, se realizará una labor de sensibilización contra el bullying.

Eso no es todo. El funcionario manifestó que su sector ha implementado la línea gratuita 0-800-136-87, en la que se podrá denunciar cualquier agresión entre estudiantes. En los próximos días se creará un chat con el mismo propósito.

“Estos casos serán derivados a las Brigadas de Intervención de Urgencia, las que se han creado en las siete unidades de gestión educativa local de la capital”, señaló.

La función de estos equipos es acudir a los planteles para trabajar con los escolares, profesores, directores y padres de familia. Están integrados por psicólogos, psiquiatras, educadores y fiscales (en caso de que se deba formalizar alguna denuncia).

El viceministro hizo este anuncio en el colegio José Carlos Mariátegui, de San Juan de Lurigancho, donde estudiaba una menor de ocho años que se suicidó. El motivo habría sido el maltrato que sufría en su hogar.

DROGAS Y VIOLENCIA

Ayer, Cedro presentó los resultados de un estudio sobre drogas y violencia entre escolares. Un hecho preocupante es que el 77.2% de los alumnos entrevistados indicó que en sus colegios existe bullying.

También muestra que la mayoría de los agresores (68.2%) actúa bajo los efectos de la droga legal más consumida: el alcohol.

CASOS

1 de junio

D.L.Ñ.V., de 12 años, se suicidó en su casa, ubicada en San Martín de Porres. La pequeña, natural de Huancayo, se ahorcó por los insultos de sus compañeros y por los maltratos que recibió de algunos de sus profesores del colegio República de Argentina.

29 de mayo

V.A.T., de 13 años, se colgó de un árbol en el patio de su vivienda, en Huamanga, Ayacucho. El adolescente dejó una carta en la que se quejaba del maltrato al que lo sometían sus compañeros del colegio Ramón Castilla.

6 de abril

El cadete de la Policía Nacional César Calderón (19) se suicidó en la Escuela de Oficiales de esta institución. Antes de morir se comunicó por teléfono con su padre, a quien le dijo que estaba cansado de que sus compañeros y varios de sus instructores lo maltrataran.

28 de marzo

O.G.J.R., de 11 años, se ahorcó en una vivienda del condominio Santa Clara, en Ate. El menor vivía mortificado porque sus compañeros del colegio John F. Kennedy lo llamaban “gordo”.