educacion

Según expertas de la Universidad del Pacífico, la única solución a la crisis educativa es separar a los malos docentes y mejorar infraestructura

Para las investigadoras de la Universidad del Pacífico, Arlette Beltrán y Janice Seinfeld, la única solución a la crisis del sistema educativo es evaluar a los profesores y directores del país y separar a los que no tengan condiciones pedagógicas. No proponen su despido sino que cumplan labores administrativas, incluso de fiscalización de los estándares de calidad de los colegios.

En su libro “La trampa educativa en el Perú”, que será presentado mañana en la Universidad del Pacífico en coincidencia con la realización del Foro Económico Mundial, alertan que los recursos para la educación han aumentado en los últimos años, pero los resultados aún son deficientes.

Por ejemplo, entre el 2007 y el 2011 el gasto por alumno de inicial, primaria y superior subió entre 50% y 70%, pero los resultados de la evaluación censal no mejoraron. Por ejemplo, el año pasado solo el 12,8% aprobó satisfactoriamente matemáticas y el 30,9% la comprensión de textos.

Tanto Beltrán como Seinfeld coinciden en señalar que una vez que se retire a los malos profesores y se incorporen nuevos, los directores deberán tener autonomía presupuestal para administrar sus colegios.

Asimismo, recalcan que la gravedad de la crisis no permite esperar los nueve años que establece la Ley de Carrera Pública Magisterial para la salida de los profesores incompetentes. Por ello, recomendaron declarar en emergencia el sector y proceder con la evaluación.

De otro lado, señalaron el problema de la deficiente capacitación de los docentes. En tal sentido, cuestionaron que las instituciones educativas, tanto públicas como privadas, no hayan sido acreditadas.

Ambas investigadoras sostienen que un mejor nivel docente y de sueldos elevará el prestigio del maestro. Sin embargo, advierten que los nuevos deben saber que no tendrán la estabilidad laboral absoluta.

PUNTOS CLAVES

De otro lado, Beltrán y Seinfeld insisten en que los colegios deben ofrecer estándares mínimos –servicios de agua, luz, Internet, planilla polidocente y seis horas de clase al día como mínimo– para mejorar la calidad.

Beltrán asegura que después de reforzar esas áreas, los alumnos mejoran 100% su rendimiento en comprensión de textos y 150% en matemáticas. Además, reclama que se eleve el nivel de la fiscalización.

Ambas investigadoras concluyen que las familias deben velar por la salud y nutrición del niño, en coordinación con el Ministerio de Salud, y por su desarrollo. En esta línea, deben proveerles en casa un espacio adecuado para estudiar.

MÁS DATOS

Zona urbana. Según “La trampa educativa en el Perú”, con S/.169 mil al año se puede modernizar un colegio urbano y con S/.1,5 millones mantenerlo en 25 años.

Zona rural. Según dicho estudio, para un colegio rural se requiere S/.108 mil al año.

¿Qué hay que mejorar? Para ser considerado un colegio moderno, los planteles deben tener agua y luz, cumplir sus horarios de clase, contar con laboratorios y biblioteca y tener pisos y paredes adecuados.

Educación inicial. Las investigadoras Arlette Beltrán y Janice Seinfeld recomiendan mejorar la educación inicial, especialmente en las zonas rurales, donde funciona el Programa No Escolarizado de Educación Inicial (Pronei).

Fuente: El Comercio.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión