niños

A partir del otro año, 944 mil niños y niñas menores de tres años de diferentes zonas del país recibirán de forma obligatoria la suplementación con micronutrientes para prevenir la anemia, informaron hoy voceros del Ministerio de Salud.

El representante del despacho viceministerial, Luis Miguel León García, explicó que la meta es llegar al 65 % de la población de esa edad para garantizar, por medio de esa fortificación casera, que no padezcan ese mal.

“Universalizaremos el consumo de estos micronutrientes. Es objetivo de Estado que los niños tengan un desarrollo infantil temprano. No solo seguiremos combatiendo la desnutrición crónica, también trataremos la anemia de los menores de tres años, que el año pasado llegó a 44.5 % a nivel nacional”, explicó a la Agencia Andina.

El funcionario dijo que los micronutrientes para estos menores se presentarán a través de un sobre que contiene una gramo de polvo compuesto por hierro, zinc, ácido fólico y vitaminas A y C.

Se calcula que 131 millones de sobres se distribuirán en los establecimientos de salud del primer nivel de atención durante el año 2014.

“El hierro sirve para el desarrollo del sistema neurológico, el zinc mejora las defensas y disminuye la frecuencia de presencia de diarreas, la vitamina A sirve para la piel, tejidos y ojos, y la C favorece la reparación celular”, agregó.

La anemia es la falta de hemoglobina que transporta oxigeno y afecta el desarrollo de las células cerebrales, por tanto, de la inteligencia y el rendimiento escolar.

Según el jefe del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (Cenan), Óscar Aquino Vivanco, las malas prácticas alimenticias producen esta enfermedad.

“En todas las clases sociales se presenta ese problema que causa poca provisión de nutrientes. En el Perú la anemia se produce por deficiencia de hierro. En las clases altas, por ejemplo, uno de cada cuatro niños menores de tres años tiene anemia”, anotó.

Por su parte, el nutricionista Arturo Pardo Navarrete, informó que la OMS recomienda que el niño consuma el sobrecito una vez al día y a la hora de almuerzo.

El experto comentó que, de acuerdo con el esquema previsto, la primera toma debe ser durante los 6  a 11 meses, la segunda, entre 18  a 23 meses, y la tercera, en los 30  a 35 meses de vida.

“A partir del próximo año, personal de salud orientará a las madres de familia sobre el uso adecuado y permanente del producto, y realizará visitas domiciliaras para garantizar la adherencia al suplemento. Uno de los problemas que estamos detectando es que la orientación es inadecuada”, precisó.

Durante 2012, los suplementos con micronutrientes llegaron al 12% de los menores de tres años, entre seis y 35 meses. La finalidad del sector es llegar al 95% de esa población al culminar el 2016.

Este año, el Minsa distribuyó 64 millones de sobrecitos y con ello  cubrió al 25%.

Fuente: Andina

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión