El Ministerio del Ambiente presentó el Informe Nacional del Estado del Ambiente 2009-2011, documento  que ofrece información actualizada sobre la situación y avances en materia  ambiental a nivel nacional, así como el desempeño ambiental del país, enfatizando en las oportunidades basadas en el uso y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y la eficiente gestión de la calidad ambiental.

El referido informe que se actualiza luego de 6 años contiene seis capítulos. El  primero aborda el  territorio, sociedad y cultura, con información sobre sus principales aspectos geográficos, sociales, culturales y económicos.  El segundo presenta la situación de los recursos naturales y los factores que afectan la calidad ambiental, así como temas vinculados a la diversidad biológica, áreas naturales protegidas, agua, aire, bosques, producción orgánica y ordenamiento territorial. El tercero contiene información sobre el cambio climático.

El cuarto capítulo está referido a la calidad ambiental y los riesgos para la salud de la población, el manejo de los residuos sólidos y las sustancias químicas. El quinto capítulo muestra los avances en la gobernanza ambiental, con información sobre la institucionalidad y ciudadanía ambiental. Finalmente, el sexto capítulo presenta el relacionamiento de nuestro país con la comunidad mundial y nuestra participación en la construcción de la gobernanza y derecho ambiental internacional.

En relación al recurso hídrico, el informe revela que en el periodo analizado hubo  una tendencia positiva en la producción y cobertura total de agua potable. Sin embargo, en cuanto a producción unitaria, esta tendencia fue decreciente.  Los departamentos de Madre de Dios y Lima cuentan con más del 50% de agua segura para consumo humano,  mientras que en el ámbito rural y en la selva el acceso al agua segura para consumo,  es menos del 10%.  Se tiene conocimiento de 545 fuentes de agua vigiladas.

Respecto a la calidad del agua, el documento señala que sólo el 29,1% de los desagües domésticos recibe tratamiento, aplicándose diferentes tipos de tecnologías para el manejo de estas aguas residuales domésticas. El Informe identifica un total de 2 505 sistemas de desagüe, de los cuales solo 283 son autorizados, registrándose además que el 11% de estos sistemas no presentan condiciones adecuadas de tratamiento, evidenciándose una nula o baja eficiencia de remoción, incumpliendo las normas técnicas y los parámetros de diseño.

Respecto a los glaciares tropicales, el Informe señala que el Perú concentra el 71% de este recurso. Sin embargo, desde los años setenta se ha podido apreciar una progresiva pérdida del 22% de los glaciares. Sólo en las últimas dos décadas el Perú ha perdido   510 km2 de glaciares, mientras la superficie de estos ha variado de 2 042 km2 el año 1989 a 1 595 km2 el año 1997 y 1 531 km2 el año 2007. Esto quiere decir que casi 12 millones de metros cúbicos de reserva de agua se pierden en una coyuntura en la que según proyecciones realizadas, el Perú estaría dentro de los países con estrés hídrico para el año 2025.

 

Aire. Respecto a la calidad aire se observa que entre las principales amenazas se encuentra la presencia predominante de combustibles fósiles en la matriz energética del país, la mala calidad de los combustibles líquidos con altos contenidos de contaminantes, las actividades productivas y extractivas que operan con tecnologías obsoletas y sin un control adecuado de sus emisiones; el parque automotor obsoleto y con limitada regulación, así como las facilidades otorgadas para la importación de vehículos usados.

Trece ciudades fueron escogidas para el monitoreo  de la calidad del aire: Arequipa, Cerro de Pasco, Cusco, Chiclayo, Chimbote, Huancayo, Iquitos, Ilo, La Oroya, Lima  Callo, Piura, Pisco y Trujillo. El principal problema identificado  fue la mala calidad de los combustibles, tanto del diesel como las gasolinas,  siendo las refinerías las principales responsables de cumplir los mandatos legales vigentes, el material particulado de fuentes móviles y comercios, seguido  por la contaminación de la actividad minera y la industria pesquera.

Mayores detalles de la publicación

Los ecosistemas amazónicos son uno de los que más presión están recibiendo y que requieren de la mayor atención política y social. La Amazonía posee la mayor diversidad biológica del planeta; registrando 7 372 especies de plantas Fanerógamas (plantas con  flores), 2 500 de lepidópteros (mariposas), 806 especies de aves, 700 de helechos, 697 de peces continentales, 293 de mamíferos, 262 de anfibios y 180 de reptiles.

En relación a los recursos forestales, el Informe señala que el Perú cuenta con más de 73 millones de hectáreas de cobertura boscosa, cubriendo más de la mitad del territorio nacional. Sin embargo, a pesar de este potencial, desde los noventa el Perú evidencia una creciente superficie deforestada que avanza a un ritmo de aproximadamente 150 mil ha/año.

Descargar Informe Nacional del Estado del Ambiente 2009-2011

Oficina de Comunicaciones

Ministerio del Ambiente

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión