Moderna infraestructura prediseñada beneficiará a colegios de la costa de nuestro país

0
1406

Obras están enmarcadas dentro de los proyectos de sustitución de infraestructura educativa del PRONIED, que se iniciará el próximo año en cuatro colegios de Lima Metropolitana con una inversión de S/. 9 millones.

El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), del Ministerio de Educación, iniciará el próximo año la ejecución de obras que implican la construcción de espacios educativos basados en modelos prediseñados para las zonas urbanas y periurbanas de la costa no lluviosa de nuestro país.

El PRONIED ya está culminando los expedientes técnicos de los primeros cuatro colegios ubicados en los distritos de Villa El Salvador, Puente Piedra, El Agustino y San Martín de Porres, con una inversión de 9 millones 84 mil nuevos soles.

El proyecto de Módulos estandarizados contempla un moderno diseño de infraestructura para colegios de inicial, primaria y secundaria, que comprenden módulos de aulas, módulos de servicios higiénicos, módulos de salas de cómputo, laboratorios, módulos de talleres, módulos de escaleras, entre otros espacios, que en conjunto conformarán la nueva infraestructura educativa del colegio.

“Todos los módulos tienen diseño antisísmico, de material noble, son fácilmente adaptables a la topografía y tipo de suelo, con acabados durables y de fácil mantenimiento, así por ejemplo el vidrio templado, las esquinas de aluminio y las pizarras de cerámica especial que se emplean garantizan mayor durabilidad y menores gastos en mantenimiento”, acotó el director ejecutivo del PRONIED, ingeniero Gustavo Canales Kriljenko.

El ingeniero Canales, señaló además que el proyecto permite simplificar y acortar significativamente los tiempos de elaboración del expediente técnico y sus revisiones, al tener preconcebidos los espacios, el tipo, calidad y cantidad de material que se utilizará, facilitando la elaboración de planos, el cálculo de metrados, costos, especificaciones técnicas y otras características estandarizadas de estos ambientes.

“Tendremos menos probabilidades de adicionales de obras, de ampliaciones de plazo, arbitrajes,  y resolución de contratos, además de ahorrar tiempos y costos de construcción y mantenimiento”, afirmó.

Por su parte, el arquitecto Humberto Reyes, encargado del equipo de Sistémicos de la Unidad Gerencial de Estudios y Obras, explicó que el éxito de este nuevo proyecto radica en una correcta distribución de los módulos estandarizados, de acuerdo a la necesidad de cada institución educativa.

“Una institución educativa de nivel inicial con 100 alumnos necesitaría 4 aulas y servicios higiénicos, 2 salas de usos múltiples, 2 salas de psicomotricidad y un área administrativa, además de los patios y las áreas de juego. Al tener el diseño preconcebido de cada uno de estos espacios, solo tendríamos que distribuirlos adecuadamente conforme el terreno del colegio”, afirmó.

Los módulos estandarizados son diseñados para diferentes climas, tipos de suelo y son fáciles de adaptar a la topografía del terreno. En esta primera etapa, se han considerado las zonas de la costa no lluviosa de nuestro país.

El proyecto considera ciertas características para cada nivel de enseñanza. Por ejemplo, el nivel inicial solo tendrá un piso, primaria hasta dos y secundaria hasta tres como máximo. Asimismo, en el nivel inicial, las aulas están contempladas hasta para 25 alumnos, mientras que para los niveles de primaria y secundaria, se considera una capacidad de hasta 35 alumnos.

Las especificaciones de cada módulo han sido desarrolladas tomando en cuenta el Marco Normativo, como es el reglamento Nacional de Edificaciones, las normas técnicas para el diseño de locales de educación básica regular del nivel inicial y para centros educativos urbanos Primaria-Secundaria.

“La distribución se hace considerando los espacios de uso recomendados para los alumnos. Un alumno de nivel primario o secundario debe tener un índice de ocupación de 1.6 m2, por ejemplo. Asimismo, los espacios de juego para los alumnos de inicial deben ser más amplios. Los pasadizos deben tener unas medidas específicas. Todas estas características están consideradas en el prototipo”, explicó el arquitecto Reyes.

El prototipo contempla también las instalaciones para hacer uso de las tecnologías de la información, importantes para la enseñanza.

“El Perú cuenta con una geografía variada. Tenemos zonas donde hay presencia de heladas, regiones lluviosas, lugares donde el calor es muy fuerte. Esto nos obliga a repotenciar nuestra infraestructura educativa teniendo en cuenta cada realidad. No es lo mismo construir una escuela en la zonas altas de Puno que en las regiones calientes de Tumbes. Estas deben tener características distintas”, afirmó el ingeniero Gustavo Canales, director ejecutivo del PRONIED.