alan

Para los agentes antinarcóticos resultó una sorpresa volverse a encontrar con el nigeriano Johannes Tiisetso Tshele el pasado 17 de mayo durante una redada de “burriers”.

Tiisetso tenía una condena de 15 años de prisión por narcotráfico que se cumplía en el 2018, pero en el 2009 el entonces presidente Alan García le redujo la pena y salió en libertad en el 2010.

Menos de tres años después, el nigeriano Tiisetso cayó detenido nuevamente, pero esta vez como cabecilla de una organización internacional que controla a decenas de “burriers”.

Tiisetso, un nigeriano de 38 años, también ha delinquido bajo la identidad de Frank Nnamdi Mbele y Kevin Johnsson, y es señalado por la policía antinarcóticos como capo de una mafia con tentáculos que llegan a Nigeria, Brasil y Camboya, último destino de la droga que comercializa mediante  el uso de “correos humanos”.

La primera vez que lo detuvieron fue el 18 de junio del 2003. Johannes Tiisetso fue sorprendido cuando distribuía un kilo de cocaína en cápsulas que luego tragarían sus “burriers”.

En el 2005, Tiisetso fue  sentenciado por la Primera Sala Penal del Callao a 15 años de carcelería por los delitos de tráfico ilícito de drogas y falsificación de documentos en perjuicio de los consulados de Canadá, Gran Bretaña y Sudáfrica. Fue recluido en el penal de Cañete.

El nigeriano debía salir libre el 17 de junio del 2018, pero fue beneficiado con la gracia presidencial de la conmutación de pena de 15 años a 7 años y 6 meses. El narcotraficante dejó la prisión en diciembre del 2010. Nunca se fue del Perú.

“Hay indicios suficientes en la denuncia fiscal para considerar que habría actuado como cabecilla de organización en  tráfico ilícito de drogas”, dijo el fiscal Juan Mendoza Abarca, titular de la Primera Fiscalía  de TID del Callao y responsable de la investigación contra Johannes Tiisetso. “En el trayecto de la investigación hemos  podido confirmar que su modus operandi para evadir la justicia ha sido utilizar diferentes nombres y documentos de identidad. Ya será el fiscal de la segunda instancia el encargado de formular la acusación de acuerdo con su situación de conmutado, ya que por haber tenido este beneficio se le sumará a la pena que se le imponga el 50 por ciento de la pena máxima, es decir 17 años y medio más”.

CLAVES

Johannes Tiisetso Tshele fue arrestado el último 17 de mayo después fr que la policía le hizo un seguimiento al “burrier” peruano Jorge Huapaya Francia, detenido el mismo día en el aeropuerto Jorge Chávez cuando se dirigía a Madre de Dios. Llevaba un kilo de cocaína con destino a Brasil.

Jorge Huapaya confesó quién le había dado la droga y condujo a la policía hasta una vivienda en San Martín de Porres, donde fue encontrado Johannes Tiisetso, quien se presentó con la falsa identidad de Frank Nnamdi Mbele. Lo acompañaba el nigeriano Ebere Chuk Wujek Wu.

Según las investigaciones, Tiisetso era el cabecilla y financista de la organización. El peruano Juan Florián Rivera era el proveedor de la cocaína. Los “burriers” viajaban a Brasil vía Puerto Maldonado. Luego continuaban camino hasta Camboya.

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión