matrimonio

Un “matrimonio” de una pareja sudafricana ha causado gran revuelo. Se trata de la unión entre una mujer de 61 años y un niño de apenas ocho años. Aparentemente, ningún motivo podría justificar la boda. Sin embargo, los familiares indicaron que todo se hizo para cumplir los deseos de un familiar muerto.

Antes de morir, el abuelo del niño había pedido casarse. Según refieren los familiares, este pedido lo habría hecho entre sueños. Por ello, los hijos decidieron que el nieto llamado Sanele, igual que el anciano, cumpliera el deseo y buscaron a una mujer mayor para el matrimonio.

La elegida fue Helen, una mujer de 61 años, casada y con cinco hijos. La boda tuvo lugar en Tshwane, Sudáfrica, ante más de 100 invitados. En las imágenes difundidas por Daily Mail, se ve a la pareja vestida para la ocasión, intercambiando los aros y celebrando la unión con besos.

Sin embargo, la familia indicó que la pareja formada por el niño y la mujer mayor no firmó el certificado matrimonial y tampoco vivirán juntos. La madre del menor aclaró que “Sanele lleva el nombre de su abuelo, que nunca tuvo una boda y antes de morir le pidió que lo hiciera por él”.

En algunas culturas los sueños tienen una gran importancia, a tal punto que reflejan los verdaderos deseos de la persona. Se dice que si esos deseos no son cumplidos, la familia recibe una maldición.

Fuente. El Comercio.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión