congreso

El Congreso de la República aprobó por unanimidad, el jueves 5, un proyecto de ley por el cual se autoriza a personas y familias a acoger en su seno, por un tiempo determinado, a niños y adolescentes que estén desprotegidos o en situación de abandono, y así puedan recibir los beneficios de un hogar debidamente constituido.

El proyecto tiene por finalidad que niños y adolescentes que no puedan vivir con sus padres lo hagan de manera excepcional y temporal con un núcleo familiar que les permita la restitución, el disfrute, el goce y ejercicio de su derecho a vivir en una familia y les provea de los cuidados necesarios para su desarrollo, siempre que sea favorable a su interés superior, como lo establece su primer artículo.

El dictamen señala que debe entenderse como acogimiento familiar a la medida de protección temporal que se aplica a los menores que se encuentren en situación de abandono o desprotección con la finalidad de ser integrados a su familia extensa (abuelos y parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad) o a una familia no consanguínea previamente evaluada y seleccionada.

El proyecto, aprobado por unanimidad en la Comisión de la Mujer y Familia, fue sustentado por su presidenta, Cecilia Chacón de Vettori (FP), quien detalló que el acogimiento familiar temporal permitirá reducir los procesos de adopción, que demoran años, y facilitar el acogimiento temporal.

Conforme al dictamen, las personas o familias que deseen acoger a un menor deberán tener entre 25 y 60 años, contar con el acuerdo de toda la familia acogedora, aceptar ser preparados y permitir la supervisión por un equipo profesional durante el proceso de acogimiento, y contar con una vivienda saludable que reúna los requisitos de habitabilidad, salubridad y seguridad interna y externa, entre otros requisitos.

No obstante reconocer los obvios beneficios de la norma a favor de los niños y adolescentes, Daniel Abugattás (NGP) observó que el artículo 10 del dictamen exigía demasiados requisitos y certificados que harían el acolgimiento muy engorroso y complicado. “Son exigencias inviables”, expresó.

A la observación se sumaron Natalie Condori y Juan Pari (NGP). La primera afirmó que solo un 40% de los 9,176 niños albergados en centros de asistencia residencial (CAR) podría ser acogido; y el segundo añadió que las familias provenientes de la selva o la sierra no podrían cumplir con esas exigencias. “Hay que adaptar (el dictamen) a la realidad”, dijo.

En atención a las observaciones, la titular de la comisión dictaminadora aceptó retirar dos requisitos, uno de los cuales exigía referencias positivas de familiares y de la sociedad civil, y el otro, una declaración jurada de tener disponibilidad de tiempo para atender y cuidar al menor.

Al término del debate, y con la finalidad de incluir en el texto las sugerencias presentadas, la titular de la comisión dictaminadora solicitó un cuarto intermedio. Posteriormente fue sometido a votación y aprobado entre aplausos de la Representación Nacional.

El dictamen fue sancionado con el voto a favor de los 81 parlamentarios presentes, y sería sometido a segunda votación dentro de los siete días siguientes.

Fuente: Congreso de la República

Artículos de interés

1 OPINIÓN

  1. ES PREOCUPANTE LA SITUACIÓN DE NIÑOS Y ADOLESCENTES DESPROTEGIDOS, AMERITA UN ESTUDIO CONCIENZUDO Y RESPONSABLE, PUES SON HIJOS DE DIOS…..EL FUTURO DEL PAÍS. ES UN DERECHO UNIVERSAL …POR QUE NO PENSAR EN CASAS ALBERGUES, DEBIDAMENTE INSTALADAS, PROFESIONALMENTE ATENDIDAS Y SUPERVISADAS?

Deja tu opinión