internet

Primero fortaleceríamos su uso en contenidos, los docentes generaríamos un espacio de intercambio de opiniones donde cada uno de los actores estaría validado, ampliaríamos el espacio de aprendizaje, terminando con los límites físicos que nos impone la sala de clases, abriríamos el espacio para que otros actores intervengan en la educación de manera más fluida, los padres, disminuíamos al mínimo sus críticas pues conocerían de cerca la modalidad de trabajo, participarían activamente.

Orientaríamos los intereses de los alumnos, canalizaríamos sus demandas, desarrollaríamos sus habilidades y competencia digitales, fomentaríamos la creación y la innovación.

Parece utopía pura o una defensa acérrima de las redes sociales y no es así, es simplemente la defensa de una herramienta pedagógica que utilizo hace años para educar.

Desde que me presento a los padres y alumnos que conozco por primera vez, saben las redes sociales en las que participo, el blog en que publico y en el hablo de educación , los invito a comunicarnos en redes, estableciendo códigos , horarios de preguntas, modalidad de trabajo, un verdadero manual de cortapalos, donde en primer lugar establezco normas de convivencia con los jóvenes, todos se identifican con nombre y apellido, más su imagen en el avatar, no se permiten groserías ni agresiones o burlas, el respeto hacia el otro es fundamental, si trabajamos en clases en redes , no se puede jugar ni abrir otras ventanas que no sea el trabajo que hacemos, se respetan todas la opiniones y se validan las fuentes de investigación, se contrastan los hechos  , crean una imagen digital unida a la defensa de su reputación en redes.

En ningún momento  he perdido autoridad, al revés, la he ganado, los mismos alumnos cuidan el correcto uso de las redes, pues son los más interesados en que ellas se abran en los colegios.

Las clases son más creativas, innovadoras, participativas, así como ellos, también he crecido con su colaboración. Normalmente si participo de un debate online, me envían DM con apoyo a mis ideas o al día siguiente sirve de tema de trabajo en clases.

No solo se fortaleció nuestra relación de mutuo respeto, sino que también sucedió con sus padres, re conocerse y apreciarse, colaborar, generar puentes de apoyo mutuo.

En años de uso de redes sociales, sólo he visto crecer una comunidad que se valora y crece unida.

 

¿ Por qué no intentarlo? ¿Que perdemos? Al revés, ganaremos todos, creando una real comunidad de aprendizaje a través y con las redes sociales.

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión