quinua

Es la primera actividad en el manejo del cultivo en campo, que consiste en la ruptura del horizonte superficial del suelo, o también es la remoción inicial de la capa arable o de la zona de crecimiento de la raíz.

El objetivo principal es asegurar la germinación de la semilla, facilitar la emergencia de plántulas y la posterior crecimiento y desarrollo del sistema radicular pivotante de la quinua.

Otro de los objetivos también es incorporar la materia orgánica superficial enterrando los residuos de la cosecha anterior, las malas hierbas, restos de semillas, de parásitos, estiércol y otros de tal manera que se favorezca la descomposición de toda esta materia orgánica con anticipación de tiempo pues la descomposición es lenta en los suelos donde crecerá la quinua es decir suelos del altiplano como es el departamento de Puno y otras zonas productoras de quinua en el país.

Preparación con yunta

También la preparación de suelos puede cumplir algunos propósitos como son la retención y almacenamiento de la humedad; aireamiento de los suelos pues algunos suelos para quinua son pesados entonces es muy importante la preparación; también se contribuye a la destrucción de patógenos o plagas exponiéndolos al aire o al intemperie las cuales serán comida favorita de las aves y otros animales o controladores naturales; la otra contribución de la preparación de suelos para quinua es la prevención de la percolación de los nutriente en las capas inferiores del suelo las que serán de poco provecho de las raíces pues estarán demasiado lejos del alcance de ellas; finalmente es la mezcla del suelo o la distribución uniforme de las partículas del suelo.

Consideraciones para una buena preparación de suelos

1. Momento oportuno de preparación

Para poder lograr los objetivos de una buena preparación de suelos, el momento apropiado es después de la cosecha anterior a la siembra de la quinua (en este caso cultivo de papa y después de la época de lluvias), es decir los meses de abril, mayo, pues durante estos meses los suelos todavía se encuentra con humedad adecuada para la penetración adecuada de los instrumentos de labranza tanto yunta o mecanizada, además para la adecuada incorporación de materia orgánica en el suelo. Este momento es tanto para suelos en constante uso Kallpar y también para suelos vírgenes o purma”.

 

2. Selección adecuada de suelos

Primero se debe considerar la ubicación del suelo, es recomendable seleccionar suelos ubicados donde no hay vegetación arbórea (arboles o arbustos) pues suelos cercanos a esta vegetación serán susceptibles al ataque de pájaros.

Segundo se tiene que tener en cuenta algunas características físicas como: textura franco- franco arenoso; contenido de materia orgánica óptima; suelos con ligera pendiente, no inundables, con profundidad adecuada. Si se obvia estos aspectos no se lograra el desarrollo adecuado de la planta en consecuencia bajos rendimientos.

Amigos les invitamos a participar de nuestro curso intensivo “Cultivo de la Quinua para condiciones de costa” que se realizará los días 19, 20 y 21 de agosto en Valle Grande

Pueden realizar sus pre inscripciones en: http://goo.gl/yJ7kJg

Fuente: http://www.irvg.org/es/

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión