Una corte federal en EEUU otorgó a un hombre en Colorado US$7,2 millones por haber enfermado, debido a un componente químico con sabor a mantequilla del pop corn para microondas.

El jurado dio la razón a Wayne Watson, de 59 años, quien demandó a la empresa y a una cadena de supermercados por no haber advertido con suficiente claridad que el diacetyl, podía ser perjudicial para la salud.

La sentencia señaló que la empresa Glister-Mary Lee Corp. es responsable del 80% de los daños, y la firma de supermercados Kroger Co. del otro 20%.

El hombre desarrolló la enfermedad, conocida como “pulmón de palomitas”, una infección pulmonar obstructiva e irreversible que causa cicatrices y dificulta la respiración, después de consumir el producto a diario.

Asimismo, el veredicto se suma a una serie de casos que relacionan el diacetyl con enfermedades pulmonares, entre ellos, el de trabajadores de una planta de producción de pop corn que también desarrollaron problemas de salud.

Fuente: Perú 21

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión